Juventud

SALUD MENTAL

Salud Mental en Arica: Las preocupantes tasas de depresión y ansiedad en estudiantes

El estudio se centró principalmente en estudiantes de educación básica y media. El objetivo de este estudio realizado por la CJE (Centro de Justicia Educacional) pretende ayudar a generar políticas públicas y prácticas pedagógicas para generar inclusión. Sin duda alguna la crisis de la salud mental se encuentra profundamente ligada al ritmo de vida al que nos somete este sistema de mercado al servicio de una minoría a costa del trabajo de miles.

Viernes 19 de julio

El reciente estudio realizado por CJE (Centro de Estudios Avanzados sobre Justicia Educacional), arrojó preocupantes resultados luego de que un estudio realizado el año 2018 dejara al descubierto alarmantes cifras en relación a la ansiedad, depresión, entre otros, en estudiantes de enseñanza básica y media, en donde se consideraron estudiantes de 4to básico a 4to medio, precisamente dentro de variadas etapas del desarrollo donde el sujeto comienza establecer sus propias características para forjar su personalidad.

Un contexto social gatillante para problemas de salud mental

No ha sido casual que precisamente este año movilizaciones estudiantiles fueron empujadas a articularse principalmente bajo esta demanda. La necesidad de tomar la importancia de la salud mental como ámbito importante en el desarrollo las personas. Y cómo esta, que actualmente está devaluada y se puede ver a través de los bajos fondos que se destinan en salud mental dentro de lo que es la Salud Pública (2,4% del presupuesto de Salud), nos empuja a enfrentar desproveídos de recursos las enfermedades y trastornos mentales.

Podríamos pensar múltiples causas de esto, pero en un plano más concreto debemos pensar que las condiciones actuales de vida nos empujan totalmente a enfermarnos: Con trabajos precarizados muchas veces con condiciones mínimas y con la constante amenaza de ser despedidos por las necesidades de la empresa, sumado a un sistema de pensiones que mantiene a la 3era edad con pensiones por debajo de los 130 mil pesos, además de un sistema de salud de largas esperas, donde algunos políticos creen que vamos a los consultorios temprano en la mañana para recrearnos socialmente.

Los resultados

Según este estudio, de los estudiantes de educación básica el 9,5% padece de depresión. De la misma forma los estudiantes de enseñanza media, donde un 14,6% arroja padecer de depresión. En esa misma línea, la ansiedad registra un 13,5% en la educación básica y un 25,7% en estudiantes de enseñanza media. Así también con otros trastornos como ansiedad social, baja atención, alta hiperactividad y altos índices de ira, que confluyen en cifras preocupantes.

El objetivo final de esta investigación pretende poder realizar estos diagnósticos de manera acertada y precoz para derivación pronta a un tratamiento. Como forma también de aportar a las políticas públicas de salud. Es una contradicción como hoy estas enfermedades y trastornos mentales se van haciendo más evidentes y dejando al descubierto sus síntomas, pero al mismo tiempo el presupuesto que se destina a la salud mental está muy por debajo de lo que demandan las necesidades de los trabajadores y sus familias y de lo que indica la propia Organización Mundial de la Salud (OMS).

Al mismo tiempo, parece una contradicción como desde las universidades se destinan fondos para investigar y dar con mejoras de las políticas públicas y de las prácticas pedagógicas en pos de la inclusión, pero el autoritarismo que existe actualmente en las universidades, donde los estudiantes son expuestos a altos niveles de estrés frente a la carga académica, con la presión muchas veces de no poder excederse en los años dentro de la universidad por las becas, incluso muchas veces trabajando y estudiando al mismo tiempo.

Crisis dela salud mental y la necesidad de cambiarlo todo

Se hace urgente que de una vez por todas el presupuesto destinado a la salud en general sea más alto, logrando cubrir las necesidades de los usuarios y que se financie a través del impuesto a las mega-empresas como lo que deja la actividad minera y de pesca, con los Luksic y los Von Appen, que rompa con la precaria situación que existe en la salud que tiene un profundo funcionamiento de mercado. Es necesario poner en pie un plan de financiamiento integral a la salud, que disponga de un tratamiento psicológico y psiquiátrico gratuito a estudiantes, familias trabajadoras y pobres.

A la par de que una vez por todas estudiantes y trabajadores funcionarios en universidades, liceos y escuelas decidan de qué manera quieren trabajar y estudiar, donde esto no se transforme en una presión que termine por enfermar a las personas.

Tomando en cuenta que estos cambios deben estar en perspectivas de cambiar la sociedad y su funcionamiento de conjunto, con el sistema de producción capitalista que nos arroja a vivir situaciones precarias que generan una gran incertidumbre y tendencia al aislamiento que nos empujan a vivir más miserablemente las situaciones de la cotidianidad.






Temas relacionados

Crisis en salud   /   Sistema capitalista   /   Sistema de salud   /   Salud mental   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO