Mundo Obrero Chile

TRABAJADORES

Salud y educación pública: trabajadores movilizados, gobierno sin respuesta y las direcciones dividiendo

2 muestras de las consecuencias de la política neoliberal. ¿Es posible enfrentarlas?

Néstor Vera

Comité de redacción La Izquierda Diario. Médico

Domingo 16 de junio | 13:51

La situación de la salud pública y su estado de crisis vuelve a tomar mayor relevancia en estos meses en que se asoma el pick de las enfermedades respiratorias. Se hace más evidente una crisis que es constante, con urgencias repletas, pacientes atendidos en los pasillos o improvisadas camillas, es también cuando se constata la falta de funcionarios en los servicios y también el déficit de equipos adecuados para responder a las necesidades de miles de familias trabajadoras que se atienden en la salud pública.

En esta ocasión no son solo los usuarios quienes denuncian esta situación, sino que son los mismo trabajadores de la salud quienes están develando esta crisis y la responsabilidad política de los distintos gobiernos en profundizar esta situación, que por una lado precariza el trabajo de los funcionarios públicos y por otro precariza la atención que reciben los pacientes.

En este momento son las y los trabajadores del Hospital San José en Santiago, quienes recibieron al nuevo ministro de salud con un fuerte movilización en el frontis del ministerio, denunciando el colapso de su servicio de urgencias y también cuestionando la “solución” del gobierno de instalar hospitales de campaña que no cubrirían los reales requerimientos de este hospital (teniendo en cuenta que es un hospital de alta complejidad). Del mismo modo en Antofagasta, los trabajadores del SAMU se movilizaron y están actualmente en negociaciones por las precarias condiciones de trabajo y el mal estado de las ambulancias, que hacen peligroso su trabajo y la atención de los pacientes. A esto podemos agregar la anterior movilización de funcionarios del Hospital San Borja, también en Santiago.

Te puede interesar: SAMU Antofagasta paraliza por malas condiciones laborales y de atención

El gobierno responde a esto, con el nombramiento de Mañalich en el ministerio de salud, el mismo que fue gerente de la Clínica La Condes (extrañamente una de las clínicas más beneficiadas con los traspasos de fondos públicos) y el falsificador de las listas de espera para patologías AUGE. En suma, un político neoliberal, que justamente aplicará políticas de esta tónica en la salud, las mismas políticas causantes de la actual crisis. No parece haber una solución a esta crisis de la mano de ellos.

Te puede interesar: Mañalich 2.0: el ministro de salud que falseó fin de Lista de Espera y empresario de la Clínica Las Condes

Y es que esta política neoliberal no es exclusiva de la salud pública, misma situación se vive en la educación con una profunda precarización que golpea a profesores, asistentes de la educación y estudiantes. Por estos motivos es que el Colegio de Profesores a nivel nacional está movilizándose, con un contundente paro que ha abierto un nuevo flanco al gobierno de Piñera.

La paralización docente muestra que luchando es como se enfrenta al gobierno y sus políticas neoliberales. Si queremos enfrentar la situación de la salud pública, entonces el ejemplo del Hospital San José debe hacerse extensivo a nivel nacional, uniéndose justamente con los profesores. Porque no se tratan de políticas particulares hacia tal o cual sector, sino que un plan de conjunto por atacar las condiciones de vida de las familias trabajadoras.

Pero los grandes gremios de la salud deben romper con la pasividad y la tregua que tienen con el gobierno. Si la FENATS, FENTESS, FENPRUSS e incluso el Colegio Médico no buscan rodear de solidaridad la lucha de los trabajadores del San José, superando las declaraciones de apoyo y avanzando en acciones de lucha comunes, si no buscan la solidaridad activa con los profesores, si no se plantean seriamente un plan de lucha ascendente que logre la unidad del conjunto de los trabajadores, entonces será imposible enfrentar realmente esta crisis de salud pública.

Avanzar en esta perspectiva, buscando la unidad de los trabajadores y su movilización para enfrentar los ataques del gobierno, es lo buscan hacer profesores de la Escuela Patricio Cariola de Antofagasta, a pesar de la política de las direcciones conciliadoras del Colegio de Profesores nacional. Y es el un ejemplo que debemos tomar las y los trabajadores de la salud.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO