Sociedad

SALUD

Santelices, los dichos sobre VIH y la política del gobierno de Piñera

“Nosotros no discriminamos” Con estas palabras respondió Santelices en el programa de canal 13, a las múltiples reacciones provocadas por sus dichos durante la semana en donde afirmaba, que el aumento de los casos de VIH durante el 2018 se debía a extranjeros llegados al país. Una respuesta que oculta la voz de un gobierno abiertamente antimigrantes, racista y anti derechos sexuales y reproductivos.

Sábado 16 de febrero | 11:55

“Nosotros no discriminamos” Con estas palabras respondió Santelices en el programa de canal 13, a las múltiples reacciones provocadas por sus dichos durante la semana en donde afirmaba, que el aumento de los casos de VIH durante el 2018 se debía a extranjeros llegados al país.

Y es que las cifras de VIH a nivel nacional se han disparado desde el 2010, siendo el año pasado cuando más se hizo notar este verdadero ascenso de casos diagnosticados, reportándose cerca de 6.948 nuevas notificaciones de VIH en Chile. Cifra que da cuenta de 1.132 casos más en relación al 2017.

En ese contexto es que agrupaciones de migrantes salieron a responder a Santelices argumentando: “Nos preocupa mucho el discurso que se instala con los dichos del ministro. Chile es el país con más personas contagiadas de VIH proporcionalmente. Hay una evidente falta de políticas públicas para atacar el problema. Apuntar a la migración no se hace cargo de ese problema”

Desde Fundación Iguales, Enrique Pi agregaba además que esta es una “declaración muy irresponsable, porque la mayor parte de los casos (más del 60%) corresponden a chilenos, y además, porque omite que en los últimos 8 años la prevalencia del VIH en Chile ha sido casi del 100%”

Pero no solo organizaciones migrantes se han pronunciado ya que desde la oposición, también se han referido a los dichos por Santelices, que más allá de no ser acertados, habla también de la agenda política de este gobierno abiertamente xenofóbica y racista.

Recordaremos que no hace mucho, se votó a favor de la propuesta de ley de migraciones que “regulariza” la entrada de extranjeros al país, que como fenómeno, se ha visto aumentada en este último tiempo - a nivel internacional - por las diversas crisis políticas y económicas de los países periféricos.

Ley en ese momento, criticada por organizaciones de migrantes y por académicos entendidos en los fenómenos de migraciones, quienes tildaban de pésima idea pues “institucionaliza la desigualdad entre nacionales e inmigrantes en el largo plazo” y que además “incentiva la irregularidad entre los inmigrantes”

Pero ¿Qué hay detrás este episodio y los dichos de Santelices?

En parte la ignorancia del ministro de salud - médico - sobre datos duros en cuanto al VIH, su prevalencia y las determinantes sociales implicadas o no en el aumento de casos dentro del país.

Ignorancia técnica - académica - que nos habla de lo poco capacitado de ciertos cargos públicos en sus actuales puestos y nos plantea la duda si con la escasez de conocimiento del ministro, se pueden desarrollar buenas políticas públicas en salud.

Lo otro es que fuera de lo “irresponsable o frívolo”, como tildó Karol Cariola - diputada PC - a Santelices, las palabras utilizadas y la intensión son la voluntad abierta de este gobierno. Un gobierno xenófobo, racista y anti-derechos reproductivos. Un gobierno que está en contra de la clase obrera nacional e internacional.

Los dichos de Santelices son los dichos de un ministerio que es voz de sectores de la derecha latinoamericana como Bolsonaro en Brasil o Macri en Argentina. Son los dichos del imperialismo xenófobo de Trump que encierra a niños y niñas en verdaderos campos de concentración modernos. Los dichos de Santelices no solo son irresponsables, sino que muestran la cara grotesca de la política capitalista. Una que en Chile a través de Piñera niega la educación sexual en los colegios, niega los derechos reproductivos y el aborto libre, seguro y legal a las mujeres. Un un proyecto de derecha que niega y tilda de enferma a las identidades trans y a la diversidad sexual. Que prohíbe y estigmatiza aún la píldora del día después y los métodos anticonceptivos.

Una derecha que no educa sobre la sexualidad sino que la regula y reprime, que la desplaza y visualiza como elemento dentro de la economía capitalista y en función de la economía capitalista.

El aumento en las cifras de VIH entonces, no son el producto derivado de las migraciones de trabajadores que han venido en busca de mejores oportunidades a Chile. El VIH, sus cifras actuales, corresponde a la sumatoria de políticas públicas en salud conservadoras, torpes y fanáticas. Políticas que niegan el despliegue de una educación sexual responsable, abierta y consciente. Políticas que externalizan la culpa.

Estas cifras indican que hay algo que no se está haciendo o que se está omitiendo y que ahora descaradamente son utilizadas por gobiernos como el de Piñera para imponer leyes antiobreras como la ley de migraciones, pero sin cambiar nada a la interna, sin modificar ni ampliar los derechos en salud, en la prevención o promoción entre los trabajadores.






Temas relacionados

Emilio Santelices   /   VIH   /   Sociedad   /   Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO