×
×
Red Internacional

MOVIMIENTO OBRERO. Es necesario un paro nacional y plan de lucha de profesores y trabajadores para instalar nuestras demandas

Pandora Papers y la guerra contra los profesores marcaron la pauta de la semana. Colegio de Profesoras y profesores convocan a un gran paro nacional para este miércoles, mientras que la mesa del CONFECH llamó a una movilización. No confiamos en acusaciones constitucionales ¡Que se activen asambleas de base para desarrollar un paro nacional que fortalezca y coordine las luchas de trabajadores y así enfrentar al gobierno corrupto de Piñera!

Sábado 9 de octubre de 2021 | 01:00

El pasado miércoles, Piñera envió un veto al proyecto de ley que se había aprobado ya por el Congreso el pasado 9 de septiembre, que contenía conquistas importantes para la dignidad laboral, como la titularidad docente, el reconocimiento legal de las vacaciones de invierno, la eliminación de despidos por la evaluación docente etc.
Frente a ello, el presidente del Colegio de Profesores, Carlos Díaz Marchant, denunció que Piñera le declaró la guerra a las y los profesores y asimismo anunció una convocatoria a un gran Paro Nacional por la educación, con un proceso de movilización ascendente, en rechazo al veto presidencial.

Paralelo a esto, la Confech, por su parte, convocó a una concentración para el día de ayer en el GAM por el cierre de Dominga y por la destitución de Piñera, a raíz de la información destapada en Pandora Papers, la mayor filtración de datos financieros de paraísos fiscales en donde la familia Piñera-Morel, junto al multimillonario Carlos Délano (de las estafas de Penta) están involucrados por la compraventa de la Minera Dominga. El problema de la convocatoria es que se realizó sin movilizar a las bases, así como también lo ha venido realizando el mismo CdP, lo que hace que la fuerza de las bases no se exprese y sólo aparezcan como saludo a la bandera, instalando acusaciones constitucionales frustradas.

Trabajadores de la salud también se encuentran dando sus propias luchas contra los despidos (más de 9 mil en el sistema de salud pública), que es política del gobierno de Piñera a través del Ministerio de Salud, contra la primera línea frente a la Pandemia, a quienes hipócritamente rindió un homenaje en fiestas patrias.
Todos estos ataques son parte de un mismo programa de gobierno, que busca beneficiar a las mismas familias que gobiernan tras bambalinas. Síntomas del mismo problema que denunciamos en las calles en octubre del 2019. Hoy, ad-portas a un nuevo aniversario de la rebelión en Chile, se vuelve a ver necesaria las movilizaciones con miles en las calles.

En ese sentido, Yuri Peña, Partido de Trabajadores Revolucionarios y candidato a diputado del en el Distrito 10 planteó

Gabriel Muñoz, profesor y candidato por el Distrito 9 desde el PTR:

A preparar un gran paro nacional

Para sacar a Piñera hay que hacerlo con la huelga general. Pero hoy la revuelta y los grandes paros de trabajadores del 12 de noviembre de 2019 fue desviada por el pacto por la paz defendido por todos los partidos en la Convención Constitucional, que salvaron durante dos años al presidente corrupto.

Para retomar la lucha de octubre es indispensable fortalecer y coordinar las luchas obreras en curso, como la de los profesores, como la demanda de aumento de sueldo para combatir la carestía de la vida. Hay decenas de huelgas que pelean por mejor salario. También hay movilizaciones estudiantiles contra minera Dominga y contra la precarización, pobladores que luchan por vivienda digna.

Para que la fuerza de las bases golpee al gobierno, debe organizarse. Poco sirven los llamados a ultima hora. Se torna imprescindible que sean las y los mismos profesores, estudiantes y trabajadores de la salud quienes discutan un plan de movilización, evitando así los acuerdos que las burocracias establecen entre ellos para contener los cambios profundos.

Cuando no hay asambleas de base, la burocracia pacta unilateralmente con parlamentarios o el gobierno, cuando no hay asambleas de base, los dirigentes sindicales apagan el fuego con miserables acusaciones constitucionales que nunca han llegado a nada.

Es necesario que este miércoles, trabajadoras y trabajadores de la salud, de la educación, estudiantes, organizaciones políticas, territoriales y sindicales paralicen en conjunto bajo un gran paro nacional. Piñera no será destituido con acusaciones constitucionales, sino con una gran movilización en las calles, un gran paro general y productivo y que nos defendamos, en la calle, contra las negociaciones a espaldas de la gente.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias