Política Chile

Elecciones 2021

Se define el escenario para las elecciones de Noviembre y partidos de los 30 años buscan retener el control del régimen

Durante la jornada del lunes 23 de agosto concluyó el plazo legal para declarar las candidaturas a las elecciones de senador, diputado, CORE y presidente.

Joaquín Romero

Santiago de Chile

Martes 24 de agosto | 08:27

A tres meses de la elección de noviembre, este 23 de Agosto venció el plazo que estableció el organismo para postular a La Moneda y al Congreso. Mientras Sebastián Sichel y Gabriel Boric quedaron automáticamente instalados en la papeleta tras ganar las primarias, este lunes se subieron Yasna Provoste, J.A. Kast, Franco Parisi, Gino Lorenzini, ME-O, Eduardo Artés y Diego Ancalao.

Para evitar que se volviera a repetir un escenario como el de la elección de la Convención Constitucional , el régimen político mantuvo las trabas antidemocráticas que limitan la participación popular. De esta manera se mantenía la exigencia de un piso de firmas prácticamente imposibles de alcanzar por aquellos que buscasen presentarse como alternativas independientes a los partidos tradicionales. Esto dejo fuera a cientos de luchadores y luchadoras sociales de la rebelión, víctimas de derechos de violaciones de derechos humanos y dirigentes territoriales.

El Pacto Apruebo Dignidad conformado por el PC y el Frente Amplio, inscribió sin mucho espectáculo su lista parlamentaria tras semanas de negociaciones. Pese al traspié que significó que el partido comunes cometiese un error en la inscripción de CORE, el pacto consolidó su alianza con la perspectiva de ser el pilar de un eventual gobierno de Gabriel Boric.

Boric, envalentonado por la bajísima votación en la consulta de la vieja concertación, salió a diferenciarse de Yasna Provoste declarando que "mientras ella se tomaba las manos con la derecha para aprobar la LGE , nosotros estábamos en las calles".

Una reñida disputa se viene en la centroizquierda donde la ex concertación, pese a su franca decadencia , buscará por todos los medios conservar su hegemonía en la oposición. Su única esperanza será la ex ministra de educación y actual presidenta del senado Yasna Provoste, quien de manera demagógica ha buscado sacar ventaja de ser la única mujer inscrita en la papeleta.

El escenario se les viene cuesta arriba a la ex concertación con la inscripción a última hora de Marco Enríquez Ominami, investigado en casos de corrupción, quien recibió el visto bueno del Tribunal Constitucional el cual le permitió presentar su candidatura obligando al Servel a rehabilitarlo en sus derechos políticos. El ex parlamentario amenaza con reducir aún más la base electoral de Yasna Provoste.

La amenaza de perder votos de centro e independientes también la encarna para la vieja concertación Gino Lorenzzini , quién inscribió su candidatura en tiempo record y con un fuerte discurso populista de derecha proponiendo un "capitalismo popular" y excéntricas medidas para fomentar el deporte y la vida sana.

La derecha y los empresarios intenta salvar el legado de su gobierno con la imagen de un supuesto candidato centrista proveniente de la DC , Sebastian Sichel. Con millonarios recursos invertidos y la propaganda abierta que realizan toda la prensa en favor de su candidatura, Sichel intentará posicionarse como una carta competitiva tras la debacle electoral de la derecha sufrida en las elecciones a la convención.

La debilidad de dicho sector ha vuelto más incontrolable a los líderes locales, lo que ha puesto en entredicho la capacidad de Sichel de ordenar a su sector. SU candidatura es auspiciada por los grandes empresarios y directamente por la moneda, quien en su campaña se juegan la proyección del actual gobierno.

Finalmente Jose Antonio Kast inscribió su candidatura a la presidencia junto a una lista parlamentaria compuesta por acérrimos defensores del pinochetismo y de los genocidas de la dictadura , así como defensores de las violaciones a los derechos humanos durante el estallido. Buscando capitalizar las criticas a la Convención Constitucional y a su lentitud en abordar los temas de fondo, Kast busca capitalizar por derecha dicho descontento y disputar la hegemonía en una derecha conducida por Sebastián Piñera que el considera que se ha arrodillado ante la izquierda.

La lista del Pueblo logró inscribir a su candidato, el ex funcionario concertacionista Diego Ancalao, pero con la enorme crisis de no haber logrado inscribir candidaturas a parlamentarios por falta de patrocinios. Incluso una de sus cartas más fuertes Fabiola Campillai, quien si logró inscribirse como senadora renunció a la lista del pueblo.

EL Partido Humanista y el Partido Igualdad, junto a un conjunto de partidos menores, inscribió el pacto Dignidad Ahora, donde incluyeron a muchos independientes que no alcanzaron los patrocinios, maniobra que enfureció a la lista del pueblo quienes los acusan de una maniobra para debilitar a dicha organización. Buscan así exculparse de sus responsabilidades al subordinarse a las lógicas parlamentarias y al acuerdo por la paz.

En este escenario es que como Partido de Trabajadores Revolucionarios conformamos el Frente por la Unidad de la Clase Trabajadora junto al Movimiento Socialista de Trabajadores, el Frente Unidad y Lucha, Socialismo Revolucionario y el diario el Porteño. Nos proponemos ser una izquierda de trabajadores que rompa con el acuerdo por la paz y enfrente a los partidos del régimen sin caer en las trampas parlamentarias. Proponemos que todo parlamentario gane como un trabajador y apostamos por construir una enorme fuerza de los trabajadores, las mujeres y la juventud que enfrente con movilización a la herencia de la dictadura






Temas relacionados

Lista del Pueblo    /   Elecciones 2021   /   Sebastián Sichel   /   Gabriel Boric   /   Política Chile   /   Frente Amplio

Comentarios

DEJAR COMENTARIO