×
×
Red Internacional

Convencion Constitucional. Se mantiene el impopular Senado: Atria descarta pelear por la unicameralidad en el pleno

La comisión de sistema político habría dado luz verde a una nueva fórmula de consenso en la cual se mantiene un Senado con "menos atribuciones" que pasaría a llamarse "cámara territorial". Este acuerdo sumaría desde la ex concertación hasta los constituyentes de la ex lista del pueblo.

Bárbara BritoDocente y ex vicepresidenta FECH (2017)

Martes 22 de febrero | 08:14

Atria fue uno de los convencionales que salió electo por rechazar los ⅔, mecanismo denunciado como un cerrojo proveniente de la constitución de Pinochet y como uno de los principales límites del acuerdo de noviembre. Sin embargo, al iniciar la convención, su voto fue por la mantención del alto quórum que asegura la influencia de la derecha aún siendo minoría. Es que, como dijo Jaime Guzmán, la constitución de Pinochet fue creada pensando en que gobernaran sus adversarios.

En su defensa, el convencional y abogado comentó en septiembre del 2021 a Radio Universidad de Chile que “la cuestión de los dos tercios a estas alturas es un no tema, ya no tiene la importancia que se le asigna” y agregó que “eso lleva a la pregunta de por qué lo estamos discutiendo”. Esto pues la derecha tuvo una derrota categórica en las elecciones a la convención. Sin embargo todos sabemos el rol que han jugado los partidos de la Ex Concertación como lugartenientes de la constitución de Pinochet y del modelo neoliberal.

En dicha entrevista agregó que “me sorprende que todavía siga habiendo gente que piensa que esto es un cerrojo de la Constitución tramposa de Pinochet, yo no sé cómo se puede pensar que es un cerrojo si estamos discutiendo una hoja en blanco”.

Hoy estas declaraciones se responden por sí solas. La comisión de Sistema Político debate sobre unicameralidad y Fernando Atria comentó a EMOL que hay una mayoría de unicameralistas en la comisión de 13 contra 12 pero como no se llegaría a los ⅔ en la votación del pleno no habría que pelar por la unicameralidad y poner fin al Senado, sino que ir por una propuesta más amplia que revierta el voto de algunos bicameralistas. La propuesta sería mantener la bicameralidad y cambiar el nombre del Senado por Consejo Territorial, además de sufrir algunos cambios en sus funciones.

Entonces, hasta ahora los ⅔ si se configuran como un cerrojo a transformaciones estructurales como lo es la necesidad de acabar con el antidemocrático senado. Pero además, y sobre todo, los ⅔ son la excusa del Frente Amplio, el Partido Comunista y otros conglomerados e independientes cercanos para moderar sus propias promesas de campaña.

De perder una votación en el pleno ¿Por qué no convocar a pelear en las calles para poner fin al senado o conquistar otras normas que vayan en favor del pueblo trabajador? La estrategia de confianza en el lobby y las negociaciones en las alturas son el verdadero derrotero de la unicameralidad, pues sabemos que sin lucha y organización será imposible conquistar demandas que transformen el tablero político en el que han estado acostumbrados a jugar los partidos del régimen y los grandes empresarios de este país.

Atria muestra entonces dos mecanismos de moderación, la votación en favor de los ⅔ que ya quedó demostrado que sí actúa como un quórum que limita iniciativas de norma que van en favor del pueblo trabajador, y la apuesta por la negociación con los partidos del régimen junto con la nula confianza en las fuerzas organizadas de trabajadores y sectores populares.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias