×
×
Red Internacional

Presidenciales. Sebastián Sichel hace campaña en Concepción con los pacos como anfitriones

El ex presidente de Banco Estado, y actual candidato presidencial por el oficialismo Sebastián Sichel, realizó una reunión política con su equipo presidencial en el mismísimo complejo de carabineros en la región del Biobío, todo esto con un disfraz de trabajo en terreno y conversación con la comunidad que fue una junta más con los sectores de derecha.

Luis CifuentesObrero de la construcción y candidato a constituyente

Lunes 6 de septiembre de 2021 | 07:02

Sebastián Sichel, quien goza del respaldo de gran parte del poder empresarial de Chile, además de su homónimo Piñera, que, en conjunto, han impulsado su campaña electoral para darle continuidad a la derecha y su modelo neoliberal en total desmedro de los derechos de la clase obrera, la juventud, las mujeres, los pueblos originarios y las disidencias sexuales. Así también, utilizando de forma totalmente oportunista a través de twitter, la declaración de Rojas Vade.

Hipócritamente, Sichel pretende dar lecciones de moral y transparencia, fiel defensor del Estado capitalista, afirma que el civil común y corriente no debe pretender siquiera vivir de este. Pero si de transparentar o dar lecciones morales se trata, entonces corresponde decirle a la ciudadanía que su reciente visita a la región del Biobío el pasado lunes 30, obedecía mas bien a su campaña electoral en territorio mapuche, y no en una falsa ayuda a la comunidad o de trabajo en terreno como quiso hacer ver en un improvisado encuentro con dirigentes de sindicatos de pescadores y juntas vecinales de Talcahuano a propósito de la veda de la Merluza.

Descaradamente declara en un punto de prensa (del oficialismo, por cierto), que su política, incluye reunirse en cada plaza de las distintas ciudades para desarrollar conversaciones abiertas con la ciudadanía, según el para abordar los temas más urgentes que afectan a la población.

Notoriamente su único interés y objetivo es fortalecer su candidatura autodenominada "Independiente", en conjunto con la innegable ayuda de sus amigos empresarios, y partidarios que en ningún caso son la clase trabajadora, si no que los políticos de siempre, entre ellos RN e incluso de Carabineros, como bien demostrado quedó en la junta en su propio recinto.

En aquella "apretada agenda" como les gusta tanto denominar a las figuras del oficialismo, a cada evento visita o reunión que despliegan mediáticamente, contemplaba principalmente una sesión de Gabinete regional, convocada por el delegado presidencial del Biobío, Patricio Kuhn.

Además de esto, se dio a conocer que la reunión que se realizó en el complejo Policial de Carabineros “Lomas Verdes” de Concepción, junto a seremis y jefes de Gabinete, el cual fue encabezado por Sergio Giacaman, ex intendente de la región. Esta sesión realizada junto a Sichel, incluía alcohol, el cual fue ingresado de manera oculta en bolsas de basura negras al recinto de carabineros, que, además, cuenta con un quincho (ahora en adelante "Quincho Gate") de esparcimiento y recreación de la policía asesina y corrupta, ¡por el alto nivel de estrés a la que son sometidos! Por supuesto …

El delegado presidencial en tanto, desmiente situaciones como la de requisar celulares, para que nada fuese filtrado en la reunión, o que esta reunión realmente fue centrada en la candidatura de Sichel en pleno recinto de los pacos, o incluso que fuese realizada con alcohol. Junto con esto, el Seremi de Salud del Biobío, manifestó que hubo un cumplimiento de los protocolos correspondientes a la fase 4.

Ya conocemos todas sus artimañas, más de treinta años son suficientes para continuar aguantando su tiranía, gobernado todo este tiempo aferrados a su modelo de desigualdad, siempre en desmedro de la clase trabajadora y en total beneficio de algunos pocos, lo que ellos mismos no han aprendido en todo este tiempo, es que a la gente no se le gana con dobles discursos ni caras amables y bondadosas cada vez que hacen campaña, hablan de mejoras, pero esconden su mano, y sus verdaderos simpatizantes, quienes han sido siempre los mismos, la clase burguesa, los grandes empresarios y su policía.

No podemos nuevamente dejar en manos a los usurpadores de nuestros derechos, a la vivienda, la educación, salud o nuestras pensiones. Debemos cortarles ese ducto de alimentación, que no es otro más que la desmovilización, y el dejarnos engañar con promesas falsas. Es imposible confiar en la independencia de Sichel, con un supuesto de intentar vincularse y conversar con la ciudadanía en las plazas públicas cada vez que el pueblo lo requiera. Imposible, si cada vez que la clase trabajadora, la juventud y los pueblos originarios, sale a las calles a mostrar su descontento, ellos no dudan en reprimir duramente la lucha con Carabineros, esos mismos que el pasado lunes facilitaron su quincho para reunirse y planificar la continuidad de un gobierno opresor.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias