×
×
Red Internacional

Movimiento obrero.Sector público llama a movilizaciones ascendentes por reajuste salarial: es necesario un paro nacional contra la carestía y por el fin a la militarización

Este día jueves la mesa del sector publico, compuesto por 16 organizaciones, realizo un banderazo a las afueras del ministerio de hacienda, dando inicio a las llamadas "movilizaciones ascendentes" con las que buscan presionar al gobierno para que de inicio a las negociaciones por el reajuste salarial del año 2022.

Sábado 6 de noviembre | 08:25

La acción encabezada solo por dirigentes busca evidenciar el descontento de estas, por la nula respuesta del gobierno para iniciar antes de lo señalo por este, la negociación colectiva con la mesa del sector publico. En palabras de la dirigenta nacional de la Agrupación Nacional de Trabajadores/as fiscales (ANEF), Jimena Aguirre "la fecha que ha dado el Gobierno para negociar es a partir del 22 de noviembre, lo que implica que el margen de presión es nada porque la ley debe salir el 30 de noviembre, pues el reajuste rige desde diciembre de cada año".

Un punto importante que busca negociar el sector publico es el reajuste salarial, el que busca ser incrementado en un 7.5%.

Por la unidad de las luchas

En un escenario donde los productos de primera necesidad van en alza, como el pan, alimentos o el gas, se vuelve necesario unificar las luchas, para superar el aislamiento en el que opera gran parte de los sectores en luchas de las, les y los trabajadores.

En esa linea, la exigencia debe ser por un reajuste acorde a las necesidades de las, les y los trabajadores. Solo confiando en la fuerza que tenemos podremos obtener este reajuste y otros objetivos vitales como el fin de la militarización del Wallmapu, ¡basta de terrorismo estatal contra el pueblo Mapuche!

Exigimos a las principales centrales sindicales un paro nacional contra la carestía de la vida, por un reajuste acorde a las necesidades de los trabajadores y por el fin a la militarización del Wallmapu.

Tenemos que enfrentar el chantaje de los capitalistas

La demanda de sueldo mínimo de $600.000 debe ir acompañada de medidas como su reajuste en base al IPC; control de precios, mediante comités de trabajadores y consumidores, que permita combatir a los monopolios y su constante política de colusión; el fin del Multirut; o la apertura de los libros de contabilidad, para saber realmente la composición de esas empresas y para terminar con el enorme fraude que hacen, entre otras. Son los sindicatos y comités de trabajadores los que podrían permitir saber a ciencia cierta cuántos recursos tiene una empresa.

No podemos permitir que sea la clase obrera, en Chile y el mundo, la que pague los costos de la crisis, mientras los ricos se hacen más ricos. Son las y los trabajadores los únicos que pueden proponer una alternativa favorable al pueblo y un programa para responder a estas trampas. Para ello, necesitamos la más amplia unidad de todos los trabajadores frente a estos ataques. La coordinación y unidad son clave para defendernos y golpear con un solo puño. Las grandes centrales sindicales deben ponerse a disposición de esta pelea y terminar con la colaboración con las empresas y la tregua que mantienen con el Gobierno- más aún en momentos donde asienta cabeza la extrema derecha-, retomando la movilización y auto-organización, para defendernos y conquistar este programa.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias