Internacional

DESPIDOS Y VACIAMIENTO

Sexto día de piquetes en la puerta de Nissan Barcelona

Los trabajadores Acciona, subcontratista de Nissan, se encuentran en huelga y bloqueando la puerta de la fábrica en Barcelona tras el anuncio de cierre y despidos y ante la amenaza de la empresa de trasladar material a otras plantas. Seis días de piquete y amenazas de ocupación.

Miércoles 8 de julio | 10:09

Los trabajadores de Acciona, contratista de Nissan cumplen seis días de piquetes en la puerta de la fábrica de Barcelona, en la zona franca. La lucha que empezó contra el anuncio de cierre y despidos se radicaliza ante la amenaza de la empresa de trasladar parte del material y stock a otras fábricas de la marca. Los trabajadores responden con más unidad y anuncian posible ocupación. "Que no salga ni un camión", se escucha en el campamento instalado en la puerta

Desde el viernes pasado, los trabajadores y las trabajadoras de Acciona se encuentran en las puertas de la nave de Barna 3, en la Zona Franca, nave que pertenece directamente a Nissan y donde se encuentra el material de fabricación.

Este lunes, se llamaba a que toda la plantilla de Nissan, tanto de la empresa matriz como de las subcontratistas se acercaran hasta el piquete para impedir el traslado.

Los trabajadores consideran que la política de la empresa "es un auténtico insulto a las y los trabajadores. Quieren continuar produciendo y obteniendo beneficios, al tiempo que organizan el cierre de las plantas de Nissan y de decenas de subcontratas condenando a miles de familias en paro y la miseria. No lo permitiremos!"

"Hoy es Acciona, pero mañana serán el resto de subcontratas y la misma Nissan las que saquen la maquinaria y vacíen las instalaciones de cara a garantizar definitivamente el cierre. Por eso mismo es importante que se llame inmediatamente a ocupar las plantas de Nissan, así como las instalaciones de todas las subcontratas, con el objetivo de evitar que puedan sacar un solo tornillo", explican.

Por el campamento también han pasado diferentes organizaciones de la izquierda política y de la juventud, como el Sindicato de Estudiantes, Corriente Roja o la juventud de contracorriente.

Los trabajadores de la subcontrata de Acciona valoran que "sabemos que nos enfrentamos al poder de una gran multinacional, pero también sabemos que tenemos el apoyo de millones de trabajadores y trabajadoras en Cataluña y en el resto del Estado. Tanto la ocupación de las plantas para defender nuestros puestos de trabajo, como la nacionalización de la empresa y las subcontratas sin indemnización y bajo control de las y los trabajadores, serían vistos con una enorme simpatía por millones de personas. Quieren cargar de nuevo las consecuencias de la crisis sobre las espaldas de la clase trabajadora, al tiempo que continúan generando beneficios multimillonarios ".

Hoy continúan desde el campamento de la Zona Franca.

Desde el inicio del conflicto en Nissan, la dirección de CCOO propone un programa de plan industrial donde liga el futuro de los trabajadores y trabajadoras a los buenos negocios de la compañía. Las ilusiones de que trabajadores y patronales pueden "remar juntos en la misma dirección" también ha venido de parte de los sindicatos, que hoy más que nunca deberían funcionar como verdaderas herramientas de lucha y organización en combate contra toda ilusión utópica de un posible "plan industrial" de la mano de empresarios y gobiernos.

Esta ilusión hace que todos los esfuerzos se focalicen en buscar alianzas con las administraciones institucionales y no con otros colectivos como el personal sanitario, para generar una red de solidaridad activa que actúe como una verdadera fuerza de combate. Esta perspectiva no ayuda a prepararse contra un cierre durísimo para la vida de las familias de los trabajadores.

Tampoco es comprensible que sindicatos de izquierda como la CGT, que es parte del comité de empresa de Nissan, no proponga un programa alternativo como minoría en la seccion. No se puede confundir la necesaria unidad, siempre para luchar por los puestos de trabajo, con asimilar un sindicalismo pro patronal. Hoy que los trabajadores y trabajadoras de Acciona están llamando a la ocupación de la planta; La CGT debería movilizar a toda la militancia y afiliados para apoyarla.

Pero esta llamada, para que no quede como un brindis al sol, debería ir acompañada de asambleas de los trabajadores de las subcontratas y Nissan donde poder discutirla, votarla y organizar piquetes masivos que eviten realmente que no salga ni un tornillo, que impulsen las secciones sindicales de la CGT, junto con las de otras centrales que lo compartan.

Es imprescindible que las organizaciones de la izquierda anticapitalista y revolucionaria, sindicales, combativas y sectores de trabajadores de todo el Estado, apoyamos activamente a esta huelga testimonio para toda la clase trabajadora. Este soporte activo es tan necesario como una propuesta alternativa: la ocupación y nacionalización sin indemnización, bajo control obrero.






Temas relacionados

Huelga Nissan   /   Coronavirus   /   Estado español   /   Nissan   /   Piquetes   /   Industria automotriz   /   Barcelona   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO