Logo Ideas Socialistas

SEMANARIO

Sichel: la carta “independiente” de los empresarios para mantener y sostener sus intereses

Octavia Hernandez

Sichel: la carta “independiente” de los empresarios para mantener y sostener sus intereses

Octavia Hernandez

El candidato de las y los empresarios, durante la jornada del martes, hizo público su apoyo a personajes acusados en caso de corrupción como el caso Penta: Iván Moreira y Jaqueline Van Ryelbergue. Además de esto, ambos son reconocidos defensores de la herencia de la Dictadura y miembros dirigentes de la UDI. El heredero de Piñera y favorito de los empresarios que busca salvar a la derecha.

Controversia- por decirlo menos- es lo que ha generado Sichel y su campaña, al hacerse público su apoyo a viejos dinosaurios de la política - y derecha- chilena, luego de que su discurso hasta después de las primarias seguía siendo el de un candidato “independiente”. Que Sichel es el candidato de las y los empresarios no es una novedad, tampoco lo es que es el candidato de continuidad del gobierno de Sebastián Piñera, lo que sí se encontraba en veremos es que efectivamente sería el candidato que lograra “unir” a la derecha.

El autodenominado “liberal en lo económico y en lo valórico” de Sichel, el Martes pasado encendió la polémica al fotografiarse apoyando a Moreira y Van Ryselbergue, reconocidos por ser del sector más conservador de la derecha. A la par de seguir manteniendo demagógicamente un discurso de “candidato independiente”, cuando claramente representa los intereses de empresarios y políticos del actual gobierno, o quienes fueron del gobierno de Piñera como Andrés Chadwick.

A ello se suma la inscripción del actual diputado Pedro Velásquez (independiente) en la carrera senatorial con un cupo del PRI, en la lista parlamentaria de la derecha. Este personaje fue condenado por fraude al Fisco en 2007, denunciado por acoso sexual (que luego fue desestimado en la Cámara), y detenido por circular sin salvoconducto en el 2020.

“Apoyar a Sichel y derrotar a la izquierda”: el mantra de la derecha.

Chile Vamos ya quedó en el pasado, ahora su lista parlamentaria con Sichel a la cabeza como presidenciable es “Chile podemos más” en dónde hablan de “un nuevo ciclo” que con discursos más rimbombantes buscan justificar. Este nuevo ciclo, se basa en una fuerte “lucha contra la izquierda” como ya lo señaló Miguel Mellado de Renovación Nacional, además con “nuevos rostros” como Jaime Mañalich- irónicamente- quién fue Ministro en los dos gobiernos de Piñera y es uno de los principales responsables del mal manejo de la pandemia durante el año 2020.

Sichel ya se ha mostrado muy a favor de la actual militarización en la zona del Wallmapu, y también de fortalecer aún más la inteligencia del Estado en dicha zona, es decir, la represión. La cual va dirigida a los Lof y comunidades mapuche de la zona.

Te puede interesar: https://www.laizquierdadiario.cl/Quien-es-Sichel-el-candidato-que-gano-la-primaria-de-Chile-Vamos-con-el-favor-de-los-empresarios

Sichel levantó la bandera de la “independencia” para su campaña. La franja televisiva hizo eco de esto y puso todo su relato en la historia de vida del candidato y la constante “defensa de sus ideas”, pero lejos de esa ficción, la realidad es que Sichel se ha puesto una y otra vez, solo donde más le conviene. Fue demócrata cristiano mientras tuvo el favor de algunos dentro del partido, se fue de la DC en medio de una crisis y luego estrechó lazos con el sector que hiciera el pacto de Chacarillas con la DINA y Pinochet (Chadwick y Larroulet).

Esa camaleónica actitud lo llevó a escalar rápidamente en los círculos de poder que hoy lo ungen como candidato presidencial de la derecha.

Como lo reveló la fundación Sol a través de sus publicaciones donde detallaron el financiamiento a las campañas de primarias, uno de los principales financistas de Sichel fue el grupo Prisma de la familia Claro-Figueroa, quienes defendieron la herencia de la dictadura y la obra de los Chicago Boys.

Su pasado en el Banco Estado y en el saqueo del Litio.

Durante el gobierno de Sebastián Piñera ocupó puestos muy importantes para el gobierno en materia económica y social. En el año 2018 ingresó como vicepresidente de la CORFO, donde el gobierno administra subsidios, créditos, licitaciones a la empresa privada, y su relación con las empresas del Estado. A partir de Mayo del mismo año, estando en ese cargo público, fue el responsable del mayor contrato firmado con filiales extranjeras (Chinas) para la extracción de Litio desde el norte de Chile, que si bien fueron firmados por su antecesor en el cargo, el responsable de entregar todas la garantías a las transnacionales Chinas y llevar a cabo los proyecto de explotación fueron su gestión y responsabilidad.

Respecto a esto Dauno Tótoro dirigente del Partido de Trabajadores Revolucionarios y actual pre candidato a diputado por el distrito 10 declaró:

“No es extraño que Sichel sea el candidato favorito de los empresarios, es decir, de los poderes reales de este país que se rigen por el dinero y el mercado. A pesar de que su discurso sea de una candidatura “independiente” no es una independencia política, de hecho todo lo contrario, su participación crucial en afianzar el saqueo del Litio con los capitales extranjeros lo demuestran. Sichel ha demostrado para los empresarios que puede ser un buen gerente del país, lo que choca directamente con los intereses de las grandes mayorías del país que ganan debajo de $420.000, con los miles que nos levantamos en Octubre y con las demandas de la rebelión que para nada aún están resueltas. Para nosotros y nosotras desde el Partido de Trabajadores Revolucionarios, la única salida posible para que dejen de enriquecerse a costa nuestra es la renacionalización de los recursos naturales, sin pago ni indemnización a los capitales extranjeros que saquean el país y se llevan todo, y que sea bajo el control de los propios trabajadores para que no sean los mismos empresarios y sus partidos quienes decidan”.

Luego de ser Ministro de Desarrollo social, durante el período que comprendió la rebelión y la primera etapa de la pandemia, su puesto de combate volvió al lado de un cargo público, pero clave nuevamente para la lógica empresarial: la presidencia del Banco del Estado. Si bien fue un período corto, los propios trabajadores de Banco Estado han declarado que ha sido una de las peores gestiones en cuanto a relación laboral y derechos otorgados.

Recientemente las últimas declaraciones de Sichel, se han referido a defender la impunidad y la acción de violación a los DD.HH, declarando: “No por la excusa de respetar los DD.HH. vas a renunciar a mantener el orden y controlar la violencia”. Dejando claro, que es totalmente partidario de lo sucedido a lo largo de la revuelta de Octubre de 2019 y que si fuese a gobernar, volvería a recurrir al método de violación de los Derechos Humanos en función de “mantener el orden y controlar la violencia” declaraciones completamente despreciables por decirlo menos, pero con esto queda totalmente claro que para defender sus intereses y los de sus socios y financistas está totalmente dispuesto a seguir con todo el camino de la derecha más conservadora, represora y defensora de la impunidad, es decir, un fiel heredero del rechazado gobierno de Sebastián Piñera.


VER TODOS LOS ARTÍCULOS DE ESTA EDICIÓN
COMENTARIOS
CATEGORÍAS

[Política Chile]

Octavia Hernandez

Estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía Ex-Pedagógico.
Estudiante de Pedagogía en Historia y Geografía
Ex-Pedagógico.
COMENTARIOS