Política Chile

CAMPAÑA EDUCACIÓN

Sin condiciones seguras en las escuelas ¡No hay vuelta a clases presenciales!

Desde diciembre que el ministro Figueroa viene anunciando la vuelta a clases presencial. ¿Qué condiciones existen para asegurar una vuelta a clases segura para todes? Conoce a continuación el plan de emergencia en Educación propuesto por la Agrupación de Trabajadores de la Educación, Nuestra Clase, para garantizar una vuelta a clases segura para todes.

Sábado 13 de febrero | 09:59

Durante el 2020 la política educativa del gobierno encabezada por Sebastián Piñera y Raúl Figueroa se centró casi exclusivamente en la vuelta a clases presenciales al margen del contexto de pandemia, mientras las condiciones de enseñanza fueron dejadas de lado, sin garantizar ni conectividad, ni equipos para profesores y estudiantes transformándose en más agobio y estrés. Fue tal su fracaso que el plan de retorno a clases se tuvo que suspender nada más empezar por la muerte de un estudiante en Puente Alto producto de la nula mantención y preparación de la propia infraestructura de los establecimientos y que el Mineduc no garantizó. Y no es el único lugar donde el retorno a clases tuvo que retroceder. En el hemisferio norte, los planes en Alemania, Inglaterra y Estados Unidos fracasaron en medio de rebrotes, aumento de contagios y protestas docentes.

El día de hoy Figueroa, contra todo razonamiento, vuelve a insistir en la vuelta a clases con el plan “Yo confío en mi escuela”, para el cual sólo va a destinar 6 mil millones de pesos, que contrasta notoriamente con los gastos realizados en el 2020 en la compra de carros lanzaaguas y lanzagases, así como en gratificaciones para sus agentes (6,6 mil millones y 13 mil millones respectivamente) o con la actual compra de misiles al Pentágono por un monto total de más de 62 mil millones de pesos. Está claro que lo último que le importa a Piñera y Figueroa es garantizar el derecho a la Educación y a la Salud de los trabajadores de la educación, los estudiantes y sus familias.

Ante esta situación y los últimos anuncios del gobierno, creemos necesario impulsar un plan de emergencia para que las consecuencias de esta crisis no recaigan en los trabajadores de la educación, los estudiantes y sus familias, en base a los siguientes puntos:

Con pandemia y educación precaria no hay clases presenciales

Rechazamos el plan de Piñera y Figueroa “Yo confío en mi escuela” que destina un fondo totalmente insuficiente y en base a concurso (por lo que estos fondos no llegarán a todos), para reabrir establecimientos en pleno rebrote, en un contexto de alza de los contagios, sin garantizar condiciones sanitarias como vacunas, sin hacerse cargo de las fallas de las infraestructuras, sin reparar en las necesidades de las diferentes comunidades educativas y sin ninguna consulta a los trabajadores de la educación, estudiantes y apoderados que se verán afectados por esta medida que no garantiza su derecho a educarse sin arriesgar sus vidas.

El Estado debe garantizar el derecho a educación sin arriesgar la salud

Contexto epidemiológico seguro: Actividades escolares guiadas en función de niveles epidemiológicos fundamentados en datos objetivos que permitan evaluar el riesgo de las aperturas según lo definan las comunidades educativas, trabajadores de la educación, estudiantes y apoderados, en conjunto con trabajadores de la salud.

Plan de vacunación: No puede haber reapertura sin un plan de vacunación gratuito que garantice la inmunización de todos los trabajadores de la educación, docentes y no docentes, y los estudiantes que pueden ser vacunados; respetando también los tiempos de inmunización y que sea planeado por trabajadores de la salud junto a las comunidades educativas.

Infraestructura: Exigimos la evaluación, arreglo y mantención de toda la infraestructura escolar, muchas de ellas desatendidas por meses de cierre, y la adecuación de las salas para asegurar su ventilación y calefacción.

Educación sin preocupaciones: Implementación de una red de transporte escolar gratuita para estudiantes y trabajadores de la educación, docentes y no docentes, para evitar exposición y aglomeraciones en el transporte público. Universalización de la alimentación escolar

Condiciones para la enseñanza sin agobio ni riesgo de contagio

Condiciones de Bioseguridad: Se debe garantizar la distribución gratuita de elementos de protección personal como mascarillas, máscaras faciales y alcohol gel, de insumos de limpieza e incorporación de personal auxiliar con contrato indefinido que asegure condiciones de higiene óptimas. Además se deben realizar testeos periódicos y seguimientos en las escuelas para evitar focos de contagio que pongan en riesgo la salud de la comunidad escolar. Se debe elegir comités de trabajadores de la educación, estudiantes y apoderados para evaluar estas condiciones y suspender parcial o totalmente las actividades presenciales de ser necesario.

Condiciones Pedagógicas: Implementación de un esquema de trabajo con grupos reducidos de estudiantes e incorporación de más docentes a contrato indefinido para trabajar con estos grupos.
Se debe garantizar la entrega completamente gratuita de equipos e internet a docentes y estudiantes para que se puedan realizar clases en línea de manera efectiva.

Contemplar la atención integral de estudiantes con necesidades educativas especiales y con alteraciones graves de la salud, para que puedan recibir los apoyos y tratamientos especializados que requieren, aumentando la contratación de profesionales (profesores diferenciales, psicólogos, traductores, fonoaudiólogos, kinesiólogos, terapeutas ocupacionales, asistentes sociales, etc.) y proporcionando los recursos materiales, educativos y técnicos para su adecuada atención.

Adecuación de las evaluaciones según las necesidades pedagógicas decididas por las respectivas comunidades educativas.

Condiciones Laborales: Se debe respetar las horas de contrato, la proporción de 50/50 horas lectivas y no lectivas, los salarios así como las licencias y los permisos por razones de salud, cuidado de menores a cargo y personas de grupos de riesgo. Además se debe capacitar a todos los docentes en las tecnologías de la información para garantizar su desempeño sin agobio.

Ante la inexistencia de estas condiciones, proponemos generar un plan de cuidado y estudios para los hijos de trabajadores de la salud y trabajadores de primera necesidad, de manera que el cuidado de sus hijos quede garantizado mientras se mantienen las cuarentenas.

¿Cómo financiar este plan?

Ni un peso más para represión: La cuestionada institución de Carabineros, autora del asesinato del joven malabarista Francisco Martínez en Panguipulli y del supuesto suicidio del joven poblador Camilo Miyaki en una comisaría de Pedro Aguirre Cerda, debe dejar de ser financiada pues dirige su violencia contra la juventud y el pueblo trabajador. En su lugar se debe financiar los problemas urgentes de la población como la salud, la subsistencia en cesantía y por supuesto, garantizar el derecho a educación sin arriesgar la vida.

No más saqueo empresarial: Impuesto a las grandes fortunas como Luksic, quien aumentó patrimonio de 10 mil millones de dólares a 19 mil millones en plena pandemia, y cuyos excedentes podrían financiar derechos sociales urgentes.

Que todo parlamentario gane como una profesora: Reducción de los salarios de diputados y senadores (que actualmente reciben 7 millones de pesos), de autoridades (que superan los 8 millones de pesos) y de las Fuerzas Armadas a lo que gana una profesora para poder utilizar esos recursos para Salud y Educación.






Temas relacionados

clases en línea para todes o para nadie   /   Derecho a la educación   /   Educación   /   Pandemia   /   Coronavirus   /   Nuestras vidas valen más que sus ganancias   /   Educación en crisis   /   Clases públicas    /   Educación pública   /   Política Chile   /   Nuestra Clase   /   Suspensión clases   /   Educación gratuita   /   Educación

Comentarios

DEJAR COMENTARIO