×
×
Red Internacional

Denuncia. Soprole y ECR Group obligan a renunciar a trabajadora negándole su post-natal

Reproducimos la denuncia hecha por el Sindicato de Complementos Chile que agrupa a cerca de mil socios trabajadores de ECR Group a nivel nacional, quienes publicaron la denuncia de una trabajadora, mujer, madre y extranjera, a quien en base a mentiras y amenazas la hicieron renunciar a sus labores y a su post-natal luego de más de 8 años trabajando para la empresa en Soprole.

Viernes 2 de septiembre | 07:59

Una trabajadora de la cuenta Soprole, con postnatal vigente, es obligada a renunciar, presionada y bajo falsos argumentos por parte del Agente de Sucursal de ECR Group.

Claudia* llevaba ocho años como trabajadora de ECR Group; cumplía funciones como reponedora de productos para la cuenta Soprole, en la cadena de supermercados Jumbo de la ciudad de Copiapó.

La situación de conflicto que concluyó en una desvinculación -casi obligada- de Claudia, ocurrió mientras ella se encontraba a veinte días de terminar su permiso de postnatal: "cuando la trabajadora quiso volver, veinte días antes, tomó contacto con el agente de sucursal de Copiapó. En ese momento ella le solicita el beneficio de sala cuna, para reintegrarse a sus labores y el encargado le informó que no estaba disponible ese beneficio" cuenta Felipe Chávez, presidente del sindicato.

La sala cuna es un derecho

Cabe señalar que el derecho a sala cuna es un beneficio social y laboral a la que todas las madres trabajadoras tienen derecho: "los derechos de los padres son, derecho a sala cuna mantenida o financiada por la empresa en que trabaja", especifica la Guía Legal sobre Protección a la Maternidad. Más adelante se establece que el empleador tiene 3 opciones para proveer sala cuna: construir salas anexas, mantener de forma conjunta a otros empleadores, o designar y pagar una sala cuna externa. (Ver https://www.bcn.cl/leyfacil/recurso/proteccion-a-la-maternidad)

Los ejecutivos de ECR Group sostuvieron que el beneficio sí estaba disponible, por tanto, la trabajadora insistió al encargado de la cuenta Soprole, quien esta vez utilizó otro argumento para negarle el beneficio, "le dijo a la trabajadora que ya no había un puesto de trabajo para ella y que por lo tanto lo mejor que podría hacer era firmar una carta de renuncia", cuenta Chávez.

La trabajadora no había incurrido en ninguna falta, para que el encargado le solicitara dicha carta, "la trabajadora se negó a firmar y el ejecutivo la amenazó argumentando que si no firmaba, entonces sería despedida con cero peso, en cambio, si firmaba recibiría el 50% de su finiquito. Y la trabajadora, desconocedora de la Ley al ser extranjera, firmó asustada, pensando en que la despedirían sin pagarle nada. Eso es un abuso, es obligarla a través de una mentira, manipulándola y obligándola a firmar. Todo porque el ejecutivo de Soprole se negó a entregarle el beneficio de sala cuna" confirma el dirigente Chávez.

El ejecutivo argumentó que este pago del 50% de finiquito, era "un gesto de la empresa".

"Es una vergüenza, que una de las empresas transnacionales más importantes, como lo es SOPROLE, vulnere los derechos de menores de 2 años de edad. Ésta vulneraciones las comete en conjunto con la empresa contratista ECR GROUP, empleador directo de la trabajadora".

Continuaron las vulneraciones

Luego de que la trabajadora firmara la carta de renuncia, se le pagó solo el 50% de lo que le correspondía por ocho años de trabajo como mercaderista en la empresa. Además, la directiva constató que se le negó el pago del bono de Maternidad del Contrato Colectivo, además de liquidaciones de sueldo que quedaron impagas. A lo que la empresa, actualmente, responde "no tenemos relación laboral con esa persona, eso nos responde", comenta Felipe.

"La carta de renuncia que le hicieron firmar a la trabajadora, demuestra que este procedimiento que hace ECR Group es una práctica común, desvincular a trabajadores para no pagar beneficios y evadir obligaciones como empleador, es por eso que no son buenos empleadores, porque tienen a un equipo de abogados encargados de perpetuar estas malas prácticas e ilegalidades sin que se les sancione como corresponde. Así funciona el subcontrato hoy, a costa de vulnerar nuestros derechos" declara el presidente del sindicato.

Por último, no es posible fiscalizar a la empresa por este caso puntual, ya que no existe vínculo laboral después de firmada la carta de renuncia. "La trabajadora está muy arrepentida, porque se dejó manipular por el jefe de la cuenta Soprole y ahora ve el abuso. Por lo demás, le ha sido muy difícil encontrar trabajo nuevamente, más ahora que tiene un bebé de 6 meses".

"Como directiva hacemos un llamado a asesorarse en cada minuto con la directiva, no adelantarse, porque una vez firmado los documentos, no hay mucho más que podamos hacer, más que denunciar públicamente a estas grandes transnacionales".

*El nombre de la trabajadora ha sido modificado por su privacidad.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias