×
×
Red Internacional

Este lunes en Arica se realizará un almuerzo en donde mujeres trabajadoras, dueñas de casa y jóvenes podremos organizarnos, compartir ideas respecto a la región e impulsar una gran campaña por construir una alternativa política de izquierda, feminista, independiente a los partidos de siempre, al gobierno y a los empresarios.

Viernes 29 de octubre | 14:19

Por muchos años las mujeres en todo el mundo hemos dado una batalla por participar de la vida política y nos convertimos en una fuerza global contra el machismo y toda su opresión, sin embargo, nuestras condiciones de vida han empeorado perpetuando la explotación laboral y doméstica a la que miles de mujeres trabajadoras se enfrentan. Los sectores más feminizados como servicios de salud y educación han visto en carne propia la falta de recursos, de conectividad, entre otras cosas.

Antes de la pandemia , en la región de Arica y Parinacota la tasa de ocupación femenina llegaba al 45%, ubicándose principalmente en servicios y comercio, actualmente no supera el 40%, lo que significa un retroceso en nuestra inserción laboral. Si bien la pandemia es uno de los factores que influyen en que las mujeres hayamos retrocedido diez años en nuestras condiciones laborales, ha sido la negligente política de Piñera la principal causal del agobio, de la flexibilidad laboral que aqueja a miles de [email protected] Hoy por todas partes la derecha habla de una “recuperación” de los empleos, lo que no dicen es que son precarios y mal pagados.

En este sentido las mujeres trabajadoras tenemos el desafío de convertir nuestra fuerza en motor para la unidad del pueblo trabajador y de sus luchas estructurales como lo son el derecho al trabajo, el derecho a la vivienda y a la salud, considerando que actualmente nada de esto está garantizado para nadie.

Desde el partido de [email protected] [email protected] creemos que las mujeres y el pueblo trabajador debemos tener una voz propia, independiente a los partidos tradicionales de la vieja cocina y a los empresarios. Es por esto que te invitamos a ser parte del comando de Mujeres Trabajadoras y apoyar a las candidaturas de Valentina Albarracín AE 69, trabajadora de la salud y candidata a diputada, y Fernanda Morales AK 202, dirigenta de Pan y Rosas y candidata a CORE.

Frente a la carestía de la vida proponemos un sueldo mínimo de 600 mil pesos acorde a la canasta familiar, como también un plan de emergencia contra la violencia de género el cual considere un plan de viviendas y de salud. Todo esto es posible financiarlo con la nacionalización de los recursos naturales bajo gestión de [email protected] y comunidades, para que las riquezas que la región genera vayan a los intereses de las mayorías y no a los bolsillos de los grandes empresarios. Luchamos también porque se acabe el subcontrato, por enfrentar la cesantía dividiendo las horas laborales entre ocupados y desocupados sin reducción de sueldo, para que esta crisis no la sigan pagando [email protected] [email protected]




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias