Mundo Obrero Chile

FASE 4 CORONAVIRUS

Suspensión de clases: medidas urgentes propuestas por trabajadoras/es de la educación

El gobierno de Piñera- presionado por gremios de la salud, docentes y otros actores- tuvo que decretar la suspensión de clases en colegios, escuelas y jardines. No obstante, no se planteó ninguna medida seria sobre el cuidado de niños/as mientras dure la suspensión.

Lunes 16 de marzo de 2020 | 14:18

El domingo 15 de marzo, el gobierno asesino de Piñera anunció que se suspenden las clases en todo Chile, por 14 días, en colegios, escuelas y jardines. Esto fue tras la presión de organismos como el Colegio Médico, gremios de la salud, académicos/as, profesoras/es, organismos estudiantiles, entre otros actores.

En Chile hay cerca de 220.000 docentes en todo el país, esto sin mencionar a toda la cantidad de trabajadoras/es de la educación, entre asistentes de aula, asistentes de la educación en establecimientos educacionales, entre otros.

Si bien, la medida de suspensión total de clases es algo básico que exigían distintos actores para prevenir masivos contagios, el gobierno asesino e irresponsable de Piñera no planteó ninguna medida seria sobre el cuidado de niños/as mientras dure la suspensión. Entonces, ¿quiénes van a cuidar a las y los menores mientras madres y padres deben seguir cumpliendo jornadas laborales?

Además de lo anterior, sabemos que la suspensión de clases no es suficiente si es que no hay campañas realmente eficientes de prevención de contagios- como también que en todas las escuelas y colegios hayan artículos de higiene básicos como agua, jabón y alcohol gel-, y si no se invierte todo lo necesario en materia de presupuesto de salud, a diferencia de la burla anunciada por Piñera y Mañalich de invertir 0,009% del PIB (261 millones de dólares).

Es urgente la construcción de hospitales y centros de salud especializados para tratar el coronavirus, exámenes gratuitos para la población, entrega de utensilios básicos de higiene, abrir las clínicas privadas para la atención oportuna de la población, y todas las medidas necesarias para resguardar al pueblo, aunque eso signifique tocar las ganancias de empresarios y clínicas privadas.

Ante la medida de suspensión de clases en colegios, escuelas y jardines, y la crisis que implica el coronavirus, las y los trabajadores de la educación de la agrupación Nuestra Clase proponemos:

  •  Es necesario que en todos los lugares de trabajo y estudio, para cuando se regrese a clases, se tomen las medidas de prevención urgentes: que haya agua, jabón, toallas de papel, alcohol en gel y repelente del que puedan disponer trabajadores, alumnos, pacientes y público en general que asista a esos establecimientos. Que se extremen las medidas de limpieza, con asignación de más personal e insumos para el aseo-
  •  Licencias pagadas en un 100%, a cargo del gobierno y las empresas, para toda persona enferma y mayor de 60 años, así como para madres y padres que deban quedarse cuidando a sus hijos/as. ¡Prohibición de despidos!
  •  Para las y los estudiantes de educación secundaria y universitaria que trabajan, el gobierno debe garantizar licencias 100% pagadas, a costa del empleador. En caso de la juventud precarizada que trabajo en lugares como Rappy, Glovo, Ubber y otros trabajos precarios de “aplicación”, se le debe garantizar sueldo acorde a la canasta básica familiar de $500.000.
  •  Sobre la alimentación de las y los estudiantes, consideramos que el gobierno debe garantizar comida de calidad para quienes consuman en establecimientos educativos o, en su defecto, repartirla a las villas y poblaciones, garantizando que llegue a las familias y ningún niño/a ni adolescente se quede sin alimentación.
  •  Vemos que es urgente la conformación de Comisiones de Seguridad e Higiene en cada escuela, colegio y liceo, las que promuevan y controlen las medidas de prevención, junto a las familias y trabajadores auxiliares de limpieza y de la alimentación. Esto en conjunto trabajo con los comunales del Colegio de Profesores, sindicatos, centros de estudiantes y familias.
  •  Se debe garantizar el acceso a la salud a todos nuestros/as estudiantes y sus familias. ¡Basta de salud de mercado! Apertura de clínicas privadas para tratar a toda la población afectada, construcción de hospitales y centros de salud, y toda la inversión necesaria en el presupuesto de salud pública.
  •  Es necesario la continuidad del proceso de enseñanza y aprendizaje para toda la población. El gobierno debe socializar y habilitar todo tipo de material didáctico vía internet, garantizando la conectividad de todas las familias que no tengan acceso.
  •  El Estado tiene que garantizar que no haya personas y familias en situación de calle, debe haber refugios disponibles, con alimentación y utensilios de higiene garantizados.

    Todas estas medidas consideramos que están en el marco de nuestra lucha por una educación pública, gratuita, de calidad, para todas y todos, y 100% financiada por el Estado. ¡Basta de educación y salud de mercado!






    Temas relacionados

    Coronavirus   /   Educación en crisis   /   Mundo Obrero Chile   /   Docentes   /   Trabajadores

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO