Internacional

ESTADOS UNIDOS

Elecciones EEUU: Trump esconde su declaración de impuestos en medio de críticas por irregularidades

Dicho Tribunal judicial ordenó a Trump entregar la declaración de impuestos y registros financieros probablemente irregulares a un juez de Nueva York, pero sin su publicación previa a las elecciones de Noviembre, en un contexto de crisis y lucha de clases.

Cristobal Cartes Bernal

Estudiante de Medicina U. de Antofagasta. Militante Vencer.

Domingo 12 de julio de 2020

El pasado jueves en un fallo histórico, el Tribunal Supremo de EE.UU. ordenó a Donald Trump a entregar su declaración de impuestos y registros financieros a un fiscal de Nueva York, en vez de a la cámara de representantes del congreso integrada principalmente por la "oposición" demócrata.

Esto porque Trump viene resistiendo hace bastante tiempo la declaración pública de sus impuestos, en donde se presume habrían irregularidades, tal como ocurrió en las elecciones del 2016 donde resultó electo, solo que esta vez se enfrenta a las próximas elecciones de Noviembre, en un escenario completamente distinto al anterior. No obstante, en el fallo no se especificaba la fecha de entrega de la declaración financiera, si antes o no de las elecciones.

Sin embargo en el transcurso del día, el tribunal afirmó que la población de EE.UU. no podrá ver dicha declaración de impuestos previo a las elecciones, favoreciendo claramente a Trump y evitando así un escenario más caótico para el mandatario, en un contexto de mayor crisis política en lo que va su periodo.

El gobierno de Trump experimenta un escenario sanitario, económico, político y social muy complejo. Por un lado la crisis pandémica desatada fuertemente provocó que Estados Unidos se convirtiera en el país con mayor contagios y fallecidos por COVID-19 hasta ahora, ante el desmantelado sistema de salud púbica desde la crisis económica de la década pasada, donde gobiernos tanto demócratas como republicanos como el de Trump aplicaron ajustes al sectores de salud, debilitándolo justamente para enfrentar situaciones como estas.

Por otro lado y a raíz de la pandemia, EE.UU. se encuentra en su peor recesión económica desde la gran depresión de 1929, con más de 25 millones de cesantes, una cifra horrorosa, siendo principalmente jóvenes afroamericanos, inmigrantes y mujeres, los principales afectados por el desempleo. Es así que el mantener en secreto la declaración de impuestos de uno de los magnates más grandes del país es una carta que prefiere mantener bajo la mesa el régimen yanqui, puesto que podría aumentar la radicalidad de la rebelión antiracista en EE.UU.

El caso refleja -en gran escala- la profunda brecha existente en quiénes gobiernan, y quiénes son gobernados, demostrando así que quienes se encuentran en los sillones presidenciales -y de paso en los congresos- hostentan millonarios sueldos, rentas y propiedades, en un escenario en el que el hambre, la cesantía, la precariedad y la muerte se ponen sobre la mesa como problemática a nivel mundial. El fallo del tribunal no es más que un salvavidas y un chaleco antibalas para el magnate.

Ahora, ¿esto se soluciona con que se publique la declaración de impuestos del principal responsable del asesinato de George Floyd, y de un racismo sistemático que se ha simbolizado a través del muro que divide la frontera entre la potencia imperialista y México? De ninguna manera. De lo que se trata es de un régimen que tiene que recurrir a secretos -y la más brutal represión- para mantenerse a flote, aún cuando tienen el agua hasta el cuello.

El desafío pasa justamente por repudiar e ir contra toda forma de racismo y violencia policial, en apoyar las luchas de la juventud, de la clase trabajadora y de todos los pueblos y comunidades oprimidas que hoy en día se enfrentan a las consecuencias del coronavirus, tal y como se propuso desde el Acto Internacional contra el racismo y la violencia policial organizado desde la Red Internacional La Izquierda Diario el día de ayer.

Los racistas que se encuentran en el no dejarán de serlo en un abrir y cerrar de ojos porque se ven cuestionados. Quienes aparenten esto no son más que oportunistas, como la amplia mayoría de los rostros del Partido Demócrata. De lo que se trata entonces es de decir basta: Basta de que la juventud precarizada y la clase trabajadora sea golpeada por la crisis económica y sanitaria, mientras que los gobernantes ocultan sus inimaginables y enormes riquezas. Hoy es necesidad organizarnos y construir un partido a nivel internacional de la clase trabajadora.

Todo esto en miras de prepararnos para momentos más álgidos de la lucha de clases en el corazón del imperialismo, Estados Unidos, que pueda desequilibrar la balanza de la explotación capitalista, y que probablemente esta chispa se expanda a otros rincones del mundo, como Latinoamérica, exponiendo lo podrido que se encuentra el sistema capitalista, y mostrando porqué la organización de la clase trabajadora, mujeres y juventud deben hacerlo caer. Esa es la perspectiva que seguirmos quienes militamos por la reconstrucción de la IV internacional.

Te invitamos a revisar: [VIDEO] Acto Internacional contra el racismo y la violencia policial






Temas relacionados

Covid-19   /   Coronavirus   /   Donald Trump   /   #BlackLivesMatter   /   yanqui   /   Estados Unidos   /   Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO