×
×
Red Internacional

La sede principal del instituto nacional de derechos humanos lleva tomada durante más de 50 días. Sin embargo, este espacio se enfrenta a un enemigo intransigente. Sergio Micco, director del INDH, ha mantenido un silencio criminal respecto a las violaciones a D.D.H.H. y que se ha negado a escuchar el petitorio de la toma. Entonces, la pregunta que se abre es ¿qué falta para avanzar consecuentemente por “justicia, libertad y reparación”?

Yamila Urrutia Estudiante de Pedagogía en Educación Básica, UMCE. Militante de la agrupación Vencer.

Martes 31 de agosto de 2021 | 08:07

La sede principal del instituto nacional de derechos humanos lleva tomada durante más de 50 días. Esto se debe a la postura de silencio que ha tomado su directiva respecto a las violaciones a derechos humanos ocurridas desde antes del estallido social hasta la fecha, sumado a un acto de censura que denuncian algunos de sus funcionarios quienes habrían hecho un informe al respecto. La toma es realizada por un conjunto de organizaciones lideradas por la ACES Chile. Participan ollas comunes, agrupaciones activistas, radios, prensa independiente, federaciones universitarias, comunidades etc.

Durante los más de 50 días en toma, se han realizado diversidad de actividades de naturaleza activista con una principal consigna discutida en sus encuentros entre pueblos. La consigna dice así “libertad, justicia y reparación” refiriéndose a las violaciones a los D.D.H.H. y a lxs presxs politicxs, quienes siguen a la espera de la ley de indulto general que, por cómo se está conformando en el parlamento no abarcaría a todes les privades de libertad por motivos políticos.

Ya han sido 7 encuentros entre pueblos en lucha, en donde se han coordinado movilizaciones y actividades, se han hecho los balances de estas y se discute tanto el problema y el cómo abordar el mismo. Dentro de estas asambleas se han reunido múltiples agrupaciones, desde Vencer y La Izquierda Diario nos hemos sumado a varias de estas ofreciendo nuestro medio y participando de las discusiones, pues estamos de acuerdo con las demandas que ha impulsado este espacio y la necesidad de articular a organizaciones sociales y activistas por ellas.

Sin embargo, este espacio se enfrenta a un enemigo intransigente. Sergio Micco, director del INDH, ha mantenido un silencio criminal respecto a las violaciones a D.D.H.H. y que se ha negado a escuchar el petitorio de la toma, y ahora plantea que no está en sus manos dar una respuesta a estas demandas, además de tachar a los integrantes de la toma como violentistas. Esta postura demuestra la necesidad de sumar fuerzas a la lucha que desde la toma están dando. Que, si bien ha podido generar vínculos entre organizaciones, aún no ha podido imponer el petitorio y su resolución.

Entonces, la pregunta que se abre es ¿qué falta para avanzar a conquistar estas demandas? Y no nos referimos solo al petitorio sino cómo pelear consecuentemente por “justicia, libertad y reparación”. Como decimos más arriba, compartimos las demandas por las que la toma se viene impulsando. Pero mientras las y los familiares de presxs políticxs de la rebelión y víctimas de violencia policial se siguen movilizando, la gran encrucijada es cómo poder aunar fuerzas que permitan doblarle la mano a la dirección del INDH pero también a este Gobierno que incluso niega que hay presxs políticxs y se ríe sobre la impunidad.

En el último llamado a movilización iniciado por la asamblea nacional de familiares de presxs politicxs realizado el pasado domingo 29 a las afueras del GAM, las organizaciones impulsoras de la toma del INDH decidieron no plegarse y al contrario convocar a una instancia paralela con carácter de encuentro. Nosotrxs participamos señalando la necesidad de al contrario, debíamos fortalecer la movilización y unificar nuestras fuerzas. Pues nos parece que es una decisión que atenta con la perspectiva real de triunfar en esta pelea, y no solo responde a un acontecimiento puntual sino que es precisamente el camino que organizaciones como ACES y la Coordinadora 18 de octubre han seguido el último tiempo, debilitando aún más la organización en torno a la libertad de lxs presxs políticxs y llevando a un callejón sin salida a un sector de quienes se movilizan.

Y es que si queremos conquistar ya el Indulto a lxs presxs políticxs de la rebelión, no se puede esperar pacientemente a que los Senadores, esos de los mismos partidos que aprobaron la ley antibarricadas, la aprueben, debemos ser miles en las calles, junto a organizaciones sindicales, estudiantiles, y emplazar a que quienes dirigen estos organismos tomen también en sus manos estas demandas. Si los portuarios, transportes, mineros, tomaran en sus manos esta pelea, sería un escenario totalmente diferente para arrancar la libertad de nuestros compañeros, así como las demandas por Justicia y Reparación.

Hacemos el llamado a que la toma del INDH, que es una instancia que ha tomado importancia en este último tiempo, aproveche este espacio para llamar a una asamblea nacional de familiares de presxs políticxs, organizaciones sociales, de derechos humanos y activistas, para articular un paro nacional para concretar las demandas. Así como a exigir a los organismos que hoy están dirigidos por el Partido Comunista y el Frente Amplio a pelear por esta perspectiva, organizando y convocando un paro efectivo. No podemos permitir que la enorme energía de quienes hoy pelean por la libertad de lxs presxs políticxs y por juicio, castigo y reparación sea solo llevada a movilizaciones testimoniales.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias