×
×
Red Internacional

Negociación colectiva. Trabajadoras de laboratorios Sanitas van a la huelga: "no podemos seguir esperando, la pandemia ya no es excusa"

Luego de la última oferta que hizo el laboratorio, las y los trabajadores están decididos a ir a huelga porque el reajuste salarial es inaceptable para el escenario de inflación.

Sábado 29 de octubre | 01:09

La mayor parte de la dotación del laboratorio Sanitas son mujeres, muchas de ellas son jefas de hogar o están comenzando a serlo. Las mujeres son minoría en las labores mejores pagadas, mientras que en los puestos más precarios son mayoría.

Estas mujeres han sido protagonistas de una negociación colectiva, en donde los empresarios pretenden aumentar 10 mil pesos los salarios del tramo más bajo, ofrecen reajuste anual según IPC, mientras que la demanda es que sea semestral; y que acepten un contrato colectivo con una vigencia de tres años.

Pero la inflación que golpea a las familias trabajadoras se come los sueldos y luego de casi tres años de la crisis sanitaria mundial, las mujeres de la salud en toda su cadena, demostraron ser esenciales, pero las que tienen las peores condiciones de vida. Dicen que “ahora la pandemia no es excusa”, “esta vez la huelga se hará efectiva”. Es que sus demandas son urgentes, el contexto económico y social no da para esperar ni otra constitución, ni otro gobierno.

Esta realidad se refleja en el informe que emitió Fundación Sol, "Los Verdaderos Sueldos de Chile". En el reporte realizado en base a la Encuesta Suplementaria de Ingresos (ESI) 2021-, detalla que el 50 % de los trabajadores reciben una remuneración menor a $458 mil pesos líquidos.

"Se puede concluir que en Chile se registra un considerable atraso salarial, un problema estructural y de largo plazo, que va más allá de las consecuencias negativas coyunturales sobre el mundo del trabajo que ha generado la pandemia mundial Covid-19", indicó este informe.

El sindicato ha llevado a cabo negociaciones con la empresa, dando varias propuestas para que se aseguren las condiciones mínimas de trabajo. Sin embargo, la respuesta de la empresa ha sido la intransigencia. Es por esto, wu l sindicato asegura no pueden aceptar la útima oferta, ya que se trata de las condiciones de vida de trabajadores y sus familias.

Ya no hay excusas

El reciente viernes las y los trabajadores no regresaron a sus puestos de trabajo hasta unos minutos antes de la salida del turno, estaban esperando la respuesta de la empresa, haciendo de hecho un paro de las funciones, mostrando el estado de alerta en que se encuentran.

Pero frente a este estado de incertidumbre económica y social no sólo se han preocupado, durante este proceso de negociación colectiva, se han ocupado de tomar en sus manos la organización de su lucha a través de comisiones. Con estos organismos, han fortalecido la democracia interna, propiciando la participación de todas las decisiones a través de delegados por área de trabajo.

La presidenta del sindicato, Isabel Cobo, llamó a mantener la unidad y la claridad de que sus demandas son urgentes y necesarias. Por último, convoco a los medios y organizaciones a difundir su causa, llamando a la solidaridad con las y los socios que han salido a luchar por su trabajo, sus familias, por sus vidas.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias