×
×
Red Internacional

Antofagasta. Trabajadores de la educación en Tocopilla y Calama dicen NO al SLEP Licancabur

Durante el día miércoles diversos trabajadores de la educación marcharon por las calles de Calama y Tocopilla en repudio a la implementación de los Servicios Locales de Educación.

Jueves 14 de abril | 10:57

Una demanda histórica del gremio docente ha sido la “desmunicipalización”, exigiendo que colegios, liceos y escuelas “pasen al Estado” y dejen de ser administrados por los Municipios. Sin embargo, la Ley 21.040, dictada por el gobierno de Bachelet, de la mano de los dirigentes del Partido Comunista y el Frente Amplio, implementa una falsa desmunicipalización.

Lejos de responder a esa problemática los SLEP vienen a concentrar, mercantilizar y precarizar la educación pública, causando graves problemas de falta de recursos, despidos de docentes, eliminación de derechos sindicales, afectando la estabilidad, salarios y condiciones laborales de todos los trabajadores de la educación, con casos emblemáticos como Barrancas y Copiapó.

La respuesta del Colegio de Profesores, dirigido en ese entonces por Mario Aguilar, fue “sálvese quien pueda”, dejando a su suerte para que cada comunal resolviera con cada empleador, las Municipalidades.

El gobierno de Boric, por su parte, no pretende frenar la instalación de los SLEP, muy por el contrario, ha sido tajante en darle continuidad a esta obra de Bachelet y Piñera.

Motivados por esto en Tocopilla y Calama los trabajadores de la educación realizaron movilizaciones exigiendo el fin de los Servicios Locales. Sin embargo, ambas movilizaciones fueron también convocadas por las municipalidades y alcaldes Ljubica Kurtovic y Eliecer Chamorro.

Las municipalidades, con este traspaso, pierden una importante fuente de recursos de los cuales se echa mano para negocios y enriquecimiento personal, como recientemente se comprobó con el insigne caso de Karen Rojo.

Es por ello que las movilizaciones en defensa de la educación pública y contra los SLEP deben ser independientes de los Municipios y los Alcaldes, quienes pretenden usar a los trabajadores de la educación para sus propios intereses políticos, esto no lo podemos permitir.

Ante la inacción del Colegio de Profesores y lo sindicatos de profesores, ¡hagamos cono en Antofagasta!

Actualmente en Antofagasta hay 34 establecimientos que llevan 2 semanas en paro, organizados en una Asamblea autoconvocada ante la inacción de sus dirigentes gremiales y las autoridades, por las precarias condiciones de la vuelta a clases presenciales, las cuales efecto directo del traspaso que deberá realizarse el 2023, lo que obligó a los dirigentes gremiales a morderse la lengua y sumarse al paro.

No basta con la visita de Carlos Díaz Marchant, presidente nacional del Colegio de Profesores, para asegurar la vuelta a clases, pues lo que está planteado es ponerle un freno a los SLEP.

Para esto el gremio docente debe ponerse a la cabeza de impulsar una coordinación regional en perspectiva de un paro nacional educativo por la defensa de la educación pública y echar pie atrás a los SLEP.

El Colegio de Profesores de Tocopilla debe fortalecer la organización y coordinación de las y los trabajadores de la educación junto a estudiantes y apoderados, a través de asambleas unificadas siguiendo el ejemplo de Antofagasta, de manera independiente a los partidos del gobierno de Boric.

Esta perspectiva la vienen impulsando los trabajadores organizados en la Agrupación Nuestra Clase, de trabajadores de la educación, que en diversos lugares de estudio busca organizar y desarrollar las fuerzas de la movilización.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias