Mundo Obrero Chile

CRISIS DE SALUD PÚBLICA

Trabajadores del Barros Luco denuncian plaga de arañas y goteras en sectores de hospitalizados

Nuevas denuncias han surgido desde el impactante apagón en mediod e una neurocirugía en las instalaciones del Hospital Barros Luco. Esta vez, la crisis del emblemático hospital, así como de la salud pública en general, se vio evidenciada por plagas de arañas en el sector del Trudeau y goteras donde están los hospitalizados de Urgencia.

Raúl Gómez

Trabajador Atención Primaria de Salud

Lunes 3 de febrero | 07:04

Ya no es sorpresa alguna la evidencia de que el sistema de salud chileno tiene varias caras, una privada de mayor costo, mejores equipos, mejor acceso y calidad de atención; y otra, muy por el contrario, la de la salud pública con falta de insumos, medicamentos, personal, acceso y una infraestructura crítica donde no hay mantenimiento ni renovación de equipos electrógenos, por ejemplo, lo que llevó al equipo de neurocirugía del Hospital Barros Luco Trudeau operar bajo la luz de sus celulares o de servicios críticos como UCI, UTI, Neonatología y Urgencia, donde la ventilación mecánica deja de funcionar con estos cortes de suministro.

Te puede interesar: El Barros Luco desde adentro: la crisis de la salud y el estallido social en voz de sus trabajadores

Esta vez nos han llegado nuevas denuncias a La Izquierda Diario Chile, provenientes de los servicios de hospitalizados, tanto en el sector del Hospital Trudeau como de la Urgencia. En estos se están evidenciando hace semanas plagas de arañas de rincón que supuestamente serían eliminadas mediante fumigaciones que han sido inefectivas.

"Encuentro aberrante la presencia de arañas de rincón en los pasillos del sector hospitalizados. Denuncio una araña día por medio. La gente de aseo vive aplastando arañas"
nos relatan funcionarios del emblemático hospital sanmiguelino.

Además en el área de Urgencia donde se hospitalizan a los pacientes existen fugas de agua que deben ser revertidas mediante baldes- y no estamos en época de lluvias- que los mismo auxiliares tratan de resolver.

Un sistema de salud que el ministro de Sebastián Piñera, Jaime Mañalich, denominó con toda seguridad "uno de los mejores del planeta" no es más que un sistema excelente para las ganancias de sus socios de clínicas, isapres, seguros complementarios o sociedades médicas. Puesto que esta salud pública se cae a pedazos como efecto del traspaso de enormes cantidades de recursos públicos a clínicas privadas, centros médicos o en "pensionados"

¿Mediante qué vía se traspasan estos recursos?

Existen al menos tres: Modalidad Libre Elección (MLE) o bonos, Convenios de provisión de prestaciones médicas (PPV) y Bono Auge. Del presupuesto público del 2019, los montos asignados por esyas vías fueron, en millones de pesos, de: 589.408 por MLE, 258.600 en PPV y por el Bono Auge un total de 3.543. Un total que bordea los 851.550 millones de pesos del presupuesto público.

Para recalcar cómo el sistema neoliberal se plasma por sobre el derecha a la salud, en un año se le entregan al rededor de 1.200 millones de dólares a clínicas privadas, el equivalente a casi 30.000 profesionales para la red pública o la construcción de 4 hospitales de alta complejidad, en un año.

Así es como este caudal de dinero se va a las arcas de empresarios de la salud privada (clínicas, sociedades médicas, etc) al tiempo que la deuda de los hospitales es similar pero con "números rojos" de al rededor de 800.000 millones de pesos.

La Unidad de todos los sectores para enfrentar la crisis de la salud

Por estos motivos es en el Partido de Trabajadores Revolucionarios creemos y nos organizamos cotidianamente porque las y los funcionarios de la salud en Chile avancen hacia la unidad de todos los estamentos de hospitales y consultorios así como con sectores de usuarios, estudiantes o profesores. Como ejemplo concreto para enfrentar la crisis en unidad, las y los funcionarios de la FENATS del Barros Luco han declarado que lucharán y se organizarán por un Financiamiento Integral de la salud pública sin desvío del presupuesto a los privados y por la renuncia de todos los responsables políticos de esta crisis: el ministro Mañalich, la directora del hospital Gisela Castiglione y la directora del Servicio de Salud, Carmen Aravena.

Te puede interesar: La unidad de los trabajadores como alternativa a la crisis de la salud pública

El Derecho a la Salud en el proceso constiruyente

Hoy la Constitución de Pinochet considera el derecho al libre acceso al sistema de salud, sea este público o privado, en ninguna parte hace mención a la salud como un derecho social, universal, con cobertura a toda la población, donde la oportunidad de atención y calidad sean aseguradas. Sólo con la imposición de una Asamblea Constituyente Libre y Soberana, mediante la huelga general de todos los sectores, es que podremos conquistar este derecho; ni con la trampa de las convenciones ni con el plebiscito este estará asegurado, puesto que los intereses en salud que Piñera debe cuidar son de los más preciados para el empresariado nacional e internacional y han estado dispuestos a mutilar, asesinar y hasta tiorturar con tal de mantener sus privilegios.

Te puede interesar:¿Qué tipo de Asamblea Constituyente y cuáles medidas debería impulsar para terminar con las herencias de la dictadura?






Temas relacionados

CONFUSAM   /   Coordinadora de Bases de la Salud Pública   /   Crisis en salud   /   Mundo Obrero Chile   /   Crisis de la salud pública   /   Salud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO