×
×
Red Internacional

Más de 21 días en huelga cumplen los trabajadores en el sector de Alhué, que desde el día 9 de diciembre tomaron la decisión de luchar contra la empresa “Minera Florida”, que pertenece a Yamana Gold, una multinacional canadiense la cual posee y opera minas de oro, plata y cobre en Canadá, Chile, Brasil, Argentina, México y Colombia.

Viernes 31 de diciembre de 2021 | 02:49

Yamana Gold es una de las multinacionales más importantes del mundo en la producción de oro. En la Mina Florida, ubicada a 73 km al sur de Santiago, se extrae y procesa oro, plata y zinc. Con respecto a la producción del primero, en 2020 se alcanzaron las 89,843 onzas de oro, llevándose las ganancias los dueños de la transnacional canadiense, mientras los trabajadores hoy se encuentran en huelga luchando por legítimas y dignas demandas, pues son ellos quienes crean esa riqueza.

Te puede interesar: Recursos Naturales.Iniciativa popular en la Convención: re-nacionalización de la Gran Minería del cobre, del litio y del oro

Son 696 los trabajadores agrupados en los sindicatos de Mina y de Planta de la empresa Minera Florida en la comuna de Alhué, quienes están en una paralización indefinida exigiendo mejoras salariales -reajuste del 6%- además de cierto tipo de bonos y aguinaldo.

Fue el reciente martes 28 de diciembre, cuando se llevó a cabo la votación en los sindicatos de Mina y Planta, siendo la opción mayoritaria de los trabajadores el rechazo a la última oferta realizada por la multinacional, con un total de 652 votos en rechazo.

En la mediación -instancia legal que ofrece el Estado para evitar mayores conflictos entre empleador y trabajadores- y de que esta saliera fallida para los intereses de los últimos, aquellos decidieron no dar el brazo a torcer, sino que ratificar su huelga y mantenerse en pie de lucha contra la multinacional.

Te puede interesar:Zona de sacrificio.Triunfo contra Enap: Pescadores y portuarios se reúnen en el muelle Asimar

Al negarse el petitorio presentado por los sindicatos en la negociación, a su vez también se han cerrado todos los espacios de diálogo por parte de la empresa, es decir, para la multinacional no queda otra alternativa más que bajar la huelga, pues ánimo de mejorar las condiciones de les trabajadores no existen. Pero esto no debe asustar ni bajar la moral de les trabajadores, pues todos los derechos y mejores salariales se han conquistado con lucha, con huelgas, y en general, con los métodos de nuestra clase. No puede esperarse buen recibimiento de la clase que nos explota, cuando directamente conseguir nuestros derechos impactan negativamente en sus exacerbadas ganancias que cuidan con uñas, dientes y represión de los pacos. La lucha aquí, es lucha de clases.

Prácticas antisindicales y represión de la policía

Por supuesto las prácticas antisindicales no se han hecho esperar, trabajadores denuncian que la empresa habría estado instalando a externos para que cumplan sus faenas en el casino, dependencias que tampoco están habilitadas para que puedan pernoctar en dicho lugar.

Esta práctica común en las empresas, no está permitida por ley y es algo que debiera sancionar y denunciar en tribunales la Inspección del Trabajo. La multa por este tipo de prácticas ascienden de 20 a 300 unidades tributarias mensuales (UTM) y en caso de reincidencia las multas se duplican o triplican según el caso.

Así las cosas, a dos semanas de iniciada la paralización llegó el inevitable momento de choque con las fuerzas represivas del Estado, aquellos que entre otras funciones, deben defender la propiedad privada de la clase social explotadora, aquellos dueños de grandes multinacionales como las mineras.

Como se puede apreciar en varios videos que circulan por redes sociales, hubo una fuerte represión contra los trabajadores que se encontraban movilizados por la lucha de sus derechos. La policía que tiene como objetivo amedrentar, crear un ambiente hostil, detener trabajadores y golpearlos, tiene como objetivo final lograr un discurso de baja moral y miedo en la huelga, para finalmente, bajarla. Con tan honorables funciones la policía entra a la lucha de clases, disparando perdigones contra los trabajadores en huelga y contra sus familias, que también se encuentran en pie de lucha.

Te puede interesar:Educación. Asamblea de profesores impulsa acciones contra los despidos y persecuciones a delegados

Es más necesario que nunca apoyar a los trabajadores en sus demandas, en la unidad y solidaridad de la comunidad y otras organizaciones de trabajadores. La lucha no es solo contra esta multinacional, es la lucha que hay que dar en toda la gran minería del país.

En un comunicado a Peter Marrone, presidente del Directorio de Yamana Gold Inc., las y los trabajadores declaran: “Como bien usted sabe no por nada su empresa tiene tantos negocios mineros en estas latitudes, Chile cuenta con un marco institucional que prácticamente regala nuestros recursos naturales no renovables a un precio fiscal en materia de royalty y otros impuestos que puede calificarse como el más irrisorio del planeta…”. Dejan en evidencia la legalidad actual en el Estado del país, y cómo opera prácticamente solo para el beneficio de los capitalistas, dueños de las empresas que saquean y que en nada beneficia a los trabajadores y las comunidades.

Es más necesaria que nunca la unidad de las y los trabajadores, junto con las comunidades. Así como también la exigencia a las grandes centrales y federaciones como la CUT o la Confederación Minera a que su apoyo vaya más allá de una declaración. Como lo han demostrado los pescadores junto con portuarios y estibadores en Quinteros estos días. Solo con lucha, solidaridad y unión en las filas de la clase trabajadora se podrán conquistar las demandas.

Los mineros han parado la mano al abuso y a la explotación patronal diciendo:
¡Basta de migajas! ¡Somos nosotros quienes producimos las riquezas!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias