×
×
Red Internacional

Elecciones 2021.¿Transformaciones a la medida de los empresarios? Capitalistas extranjeros apoyan moderación programática de Boric

La empresa financiera JP Morgan emitió un informe en el que se valora positivamente la moderación programática de Gabriel Boric. Al parecer, en un eventual "gobierno de transformaciones", Apruebo Dignidad estaría de rodillas frente a los grandes empresarios.

Jueves 28 de octubre de 2021 | 13:08

El convulso escenario político y las medidas de gasto fiscal utilizadas para palear la crisis económico-sanitaria han llevado a los capitalistas a presionar los mercados para generar una sensación de incertidumbre en las mayorías del pueblo trabajador.

Distintos analistas, economistas y empresarios no dejan de resaltar que medidas como el cuarto retiro o el IFE se vuelven nocivas para el desarrollo económico del país, utilizando este discurso para culpar a la clase trabajadora, golpeada duramente en la pandemia, por la inflación e incertidumbre económica.

En este marco, la empresa internacional financiera JP Morgan, habló en un informe sobre sus proyecciones económicas respecto al escenario político actual en Chile. En dicho informe se preguntan si el alza en las encuestas del ultraderechista Kast podría llevarlo a derrotar a Boric, y también, en el escenario de un triunfo de Boric, cuánto podría moderar su programa.

Para estos banqueros y especuladores, la moderación del programa de Boric ya está en curso, en su informe indican que “el consenso es que las posibilidades de que Boric sea derrotado son bajas y, en consecuencia, este sería un evento muy sorpresivo para el mercado”.

Te puede interesar: Inflación: Los saqueadores son otros

Añaden que "ya sea por estrategia política o por convicción, hemos visto al candidato de izquierda elogiar la designación del presidente del Banco Central, Mario Marcel, para un segundo mandato; proponer una implementación gradual de algunas de sus políticas (como el aumentos de impuestos); moderando su opinión en algunos asuntos como cambiar los tratados bilaterales y asegurar que las cuentas de capitalización individual de los fondos de pensiones no serán nacionalizadas”.

En este punto, JP Morgan señala que los inversionistas “extranjeros tienden a tener una visión más positiva, a partir de ejemplos regionales de presidentes que han llegado al poder con programas radicales pero que basado en el impacto que tienen en las variables macro financieras, se ven obligados a moderarse”. Allí señala que el presidente Castillo en Perú es utilizado a menudo como ejemplo de esta situación.

“En nuestra opinión, este es un elemento clave de por qué los inversionistas creen que el mercado podría haber sobre reaccionado al escenario político actual”, concluyen los empresarios.

Así, la constante moderación de Boric respecto a aplicar gradualidad en su reforma trubutaria, bajar el porcentaje de codeterminación de las empresas (inclusión de trabajadores en el directorio, una medida que espanta a los grandes empresarios), cambio de discurso respecto a los fondos previsionales, cambio en medidas migratorias, entre otras, son parte de una estrategia de dar tranquilidad al sector privado, diciéndoles que cualquier transformación no afectará sus ganancias que no paran de crecer.

Te puede interesar: ¿Los mismos de siempre o un trabajador? En estas elecciones no da lo mismo

Cómo se ha dicho anteriormente, los economistas burgueses sostienen una y otra vez que la "formación de precios" obedece a razones de la "naturaleza humana". Hay escases cuando se produce menos, se produce menos por que hay "temor", incertidumbre, falta de estímulos. Así se disfraza el chantaje que los empresarios están efectuando sobre los trabajadores chilenos como un elemento "científico" que debe abordarse "técnicamente": Frente al temor de los grandes empresarios de que la rebelión tocase sus fortunas, ante cualquier avance regulatorio que afecte sus intereses ellos simplemente fugaran sus riquezas al extranjero y eludirán cualquier carga impositiva en paraísos fiscales, por que así funciona la "oferta y la demanda". Todo esto lo declaran además abiertamente por la prensa.

¿La solución que proponen? Congelar el alza de salarios o demandar que el estado indemnice a los privados para aumentarlo, acabar con el IFE y con los retiros de las AFP. La inflación se detendrá si hay menos "dinero fácil" en los bolsillos de los trabajadores y estos trabajan más horas para conseguirlos y así elevar la productividad.

El problema inflacionario no obedece solamente a una mayor "liquidez" en los bolsillos chilenos producto de una "política fiscal irresponsable". En todo el mundo se observa que la especulación de los grandes empresarios ha generado que estén vendiendo más de lo que son capaces de producir. Con el efecto de disparar los precios de los combustibles, bienes de consumo, entre otros, buscando aumentar las condiciones de explotación de los trabajadores obligándolos a producir más por menos dinero.

Entendiendo esto, la moderación de Boric y Apruebo Dignidad no hace otra cosa que allanarle el camino a la derecha. Dejando en claro que cualquier "transformación" estará limitada por los poderes económicos del país. La coalición del Partido Comunista y el Frente Amplio están de rodillas frente a la derecha y el poder empresarial del país.

En este escenario, es urgente levantar una alternativa de izquierda consecuente, desde las y los trabajadores, que pelee por afectar directamente las ganancias de los grandes grupos económicos para aumentar los sueldos y las pensiones, conquistar una salud y una educación gratuitas y de calidad, entre otras demandas urgentes para el pueblo trabajador. Esto debe ir de la mano con la organización de la fuerza de la clase trabajadora, no de un arbitraje utópico entre las necesidades de las mayorías y los intereses de una clase minoritaria y parasitaria.

Te puede interesar: Una vida que merezca ser vivida: Carestía y precarización, inflación y la lucha por un salario mínimo de $600.000




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias