×
×
Red Internacional

COLUMNISTA INVITADO.Turquía nuevamente golpeada por atentados

El ataque en el aeropuerto de Estambul es el undécimo atentado desde mediados de 2015. Paralelamente el gobierno de Erdogan redobla la represión en el país y la guerra contra la población Kurda.

Barış YıldırımDesde Estambul

Miércoles 29 de junio de 2016 | Edición del día

Atacantes suicidas con armas de fuego realizaron un ataque mortal en el aeropuerto internacional Ataturk de Estambul el martes alrededor de las 22:30 hora local.

El gobernador declaró que tres atacantes habían matado al menos a 28 personas. Luego Associated Press informó que el número era cercano a 50 y que los atacantes estaban vinculados a ISIS. Más tarde el primer ministro, Binali Yildirim, señaló que había 36 muertos y 147 heridos. Un periodista afirmó que podría haber hasta 7 atacantes en total.

Este es el undécimo ataque letal en Turquía desde junio de 2015, cuando el gobierno del AKP (Partido de Justicia y Desarrollo), después de una caída en sus votos en las elecciones generales de ese mes, aumentó la violencia en el país y reanudó su guerra contra la población Kurda para recuperar su hegemonía sobre los sectores nacionalistas de la población.

En 2015: 5 de junio en Diyarbakir, 20 de julio en Suruç, 10 de octubre en Ankara. En 2016: 12 de enero en Estambul, el 17 de febrero en Ankara, el 13 de marzo en Ankara, 19 de Marzo en Estambul, 27 de abril en Bursa, 1 de mayo en Gaziantep, 7 de junio en Estambul y ahora 28 de junio, de nuevo en Estambul. Cientos de personas, en su mayoría civiles, han perdido la vida.

Como en los casos anteriores, el gobierno ha dictado de inmediato la prohibición de la cobertura mediática de los hechos. Los periodistas tienen prohibido escribir "noticias, entrevistas, y críticas" por razones de "seguridad nacional". El gobierno también está estrangulando las redes de Twitter y Facebook.

Sin embargo, el propio gobierno no se abstiene de hacer propaganda. El principal asesor del presidente Erdogan, Yigit Bulut, fue inmediatamente a la televisión para criticar duramente a los periodistas, diciendo que deberían dejar de "exagerar" el ataque en Estambul.

Como siempre, el vocero del gobierno trató de imponer una interpretación fatalista de los hechos, afirmando que los muertos eran "mártires". El presidente emitió un comunicado diciendo que estos ataques podrían haber ocurrido en cualquier ciudad del mundo. Afirmó que los atacantes pretendieron denigrar a Turquía a los ojos del mundo.

Sin embargo, los medios de comunicación nacionales e internacionales han documentado en repetidas ocasiones que el gobierno del AKP ha desempeñado un papel clave en el fortalecimiento de los grupos islamistas armados en Siria que aún operan con relativa facilidad a través de Turquía.

Muchos usuarios de las redes sociales comentaron que las fuerzas de seguridad están ahora satisfechas con proteger sólo al presidente y al gobierno.

La policía parece ser incapaz o estar desinteresada en proteger los lugares más céntricos de las ciudades más grandes de Turquía de tales ataques a pesar de las advertencias de los servicios de inteligencia extranjeros. Sin embargo, hace tan sólo unos días, se movilizaron 6.000 agentes de policía para reprimir la jornada del Orgullo Gay de Estambul con una inmensa violencia. El ejército continua devastando barrios enteros en las provincias kurdas, con las armas y bulldozeres.

Como en los atentados anteriores, no habrá ninguna investigación verdadera sobre los culpables. Solo seis horas después del masacre, los vuelos en el aeropuerto ya han vuelto a la normalidad. El gobierno de AKP sigue alimentando la violencia en Turquía, y el panorama político y social del país parece asemejarse más y más a su vecino del sur, Siria.

Traducido por Luis Yañez




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias