Política Chile

NIÑEZ

Una crítica anticapitalista a las políticas públicas de Infancia

Frente a la crisis del SENAME, y los casos de violencia y muerte de niños y niñas bajo el alero del organismo , se ha tornado visible la manifestación de todas las posiciones políticas frente a como deberían cambiar la protección de la niñez mas pobre del país. Revisa la critica anticapitalista a las políticas publicas de la infancia.

Miércoles 18 de abril de 2018

El Gobierno de Sebastián Piñera puntualizo posicionarse frente a la materia de infancia como un asunto clave en su programa gubernamental, llegando a ser uno de los llamados acuerdos nacionales.

Actualmente la conformación de la comisión de Infancia con autoridades de gobierno, como una instancia pre legislativa que se ha constituido a dedo, la cual está elaborando propuestas hacia los niños y las niñas “vulnerables” de este país, con la participación de partidos políticos, desde el Frente Amplio, como el caso de Movimiento Autonomista, también militantes de la ex Nueva Mayoría, Evopoli, hasta fundaciones como el Hogar de Cristo y el Centro de Políticas Públicas de la UC, entre otros. Comisiones tecnocráticas, muy similares a las prácticas de la vieja concertación (a propósito de algunos militantes de PPD), que promueven la conciliación con los partidos empresariales.

El presidente buscara crear el Ministerio de la Familia y Desarrollo Social (MFDS) y transformar la Subsecretaría de la Niñez en la Subsecretaría de la Familia e Infancia, traspasando a dicha Subsecretaría el subsistema Chile Crece Contigo. Rediseñar la oferta programática ambulatoria para terminar con las listas de espera y sobrecupos, potenciara la red de Familias de Acogida, haciendo un giro cambiando el foco de la atención hacia el trabajo con las familias, promoviendo la reunificación familiar, entre otras.

La propuestas legislativas y de políticas publicas de Infancia del Partido Comunista

A nivel legislativo buscan legislar una ley de garantías de la niñez, que busque establecer garantías universales, diferente a una política pública de focalización de la pobreza. Un modelo territorial de protección administrativa, que brinde oportunidades y protección, que proporcione un catálogo amplio de derechos de primera, segunda y tercera categoría.

Establecen que frente a la crisis del SENAME, es necesario realizar la separación de servicio de protección especializado, y servicio de reinserción social juvenil, fomentar la participación de los niños y las niñas a través de sus organizaciones, fortalecer la operación de los actuales programas de SENAME, orientar nuevos estándares de funcionamiento de nuevos modelos de intervención (Ministerio de Desarrollo Social-Subsecretaria de la Niñez), diagnósticos integrales de NNA de residencias de administración directa y de instituciones colaboradoras del SENAME, buscar desinstitucionalizar NNA de residencia por medio de residencia en familias de acogida (modalidad de protección preferencial), Ampliar el programa social Chile Crece Contigo desde los 5 a los 9 años de edad, ampliando la cobertura mediante la protección en el sistema escolar en articulación con el MDS, confección de programa de salud mental en articulación con los NNA de residencia con sistema primario, secundario y terciario de salud (articulación del MINSAL-Ministerio de Desarrollo Social), junto con la elaboración de un programa nacional de acompañamiento socioeducativo (articulación entre Ministerio de Desarrollo Social – MINEDUC) enfrentar desescolarización en menores de 18 años.

Una crítica anticapitalista a las políticas públicas de infancia

Según un informe de Contraloría -981 de Dic del 2015- que precisamente investiga a las instituciones colaboradoras: de las 383 hay 83 con faltas gravísimas en asignación de alimentación, vestuario, equipamiento y la propia atención de los niños/as.

Sebastián Piñera frente a los niños y las niñas “vulnerables” busca posicionarse manteniendo la gestión del SENAME en su funcionamiento heredado de la dictadura militar, en donde casi el 1% corresponde a administración directa, y el 90% en organismos colaboradores con el Estado, vale decir aproximadamente unos 247 Centros de residencias pertenecen a servicios privados (denominados “colaboradores”) con contrato con el Sename y solo 11 Residencias dependen directamente dde la administración directa del Sename, cerca de 1624 proyectos vigentes, 376 son desarrollados por “colaboradores” (entidades privadas) y solo 63 son ejecutados por Centros administrados directamente por el Sename

SENAME nace el año 79 ya con el 80% de sus programas privatizados. Es de recordar los dichos del diputado René Saffirio durante su participación en Tolerancia 0, en cuanto a que se desviarían fondos fiscales entregados a dichas instituciones aumentando sueldos a gerentes y directorios, evidenciando que “hay una red de partidos y de instituciones colaboradoras… La Fundación Mi Casa: su gerenta general es Delia del Gatto. Asumió la gerencia general a los 30 días de haber dejado el Sename. Los directores son Enrique Correa y Josefina Bilbao… (Fundación Rodelillo) su secretario Ejecutivo es Tomás Walker, hermano de los dos senadores y hermano del diputado, con el agravante de que Patricio Walker es el presidente de la Comisión de Infancia del Senado (la Fundación León Bloy) está el señor Alberto Rabah, una persona muy cercana a Gutenberg Martínez y Soledad Alvear, y el 2015 recibió 3 mil millones de pesos solo por concepto de subvención”.

Las empresas más grandes tienen una tasa de ganancia entre el 18% y el 23%,y existe el lucro de recursos que deberia estar llegando a los niños y jóvenes en su reparación de vulneración de derechos.

La modernización del Estado, iniciada con la Concertación, instaló la tercerización y precarización como mecanismo de desarrollo de la política públicas de infancia, siendo por parte del Estado un rol de supervisión y fiscalización financiera y “técnica”.

El Gobierno de los empresarios, seguirá fomentando una gestión del SENAME como un sistema de licitaciones que subsidia subvenciones por niño/a, que por un lado perpetua la logica del voucher, y favorece a instituciones privadas que han lucrado , mercantilizando el cuidado de la niñez.

En el SENAME el presupuesto que se recibe por medio de las llamadas “transferencias corrientes”, principalmente traspasos a los Organismos Colaboradores Acreditados (OCAs), corresponde segun medios, para el año 2015 a un 63,79% del presupuesto total. Crecieron entre 2011 y 2012 un 8,85 %, y entre 2014 y 2015, un 16,46 %. Algunos de las instituciones particulares que se les transfiere más dinero con información proporcionada por Contraloría, seria la Corporaciónn Opción; Fundación CODENI; Fundación Mi Casa, donde está una ex directora del SENAME y; cuarto lugar, Fundación Tierra Esperanza, entre otras.

Las consecuencias que se han desarrollado en el SENAME y su funcionamiento, no solo ha evidenciado al brutal fracaso de las políticas públicas bajo una matriz neoliberal, sino ha evidenciado una crisis al igual que la educación, donde la lógica del Voucher, en la cual cada usuario tiene un valor, y además se evidencia en la falta de infraestructura idónea en las residencias y hogares, con ausencia de materiales para la recreación, formación, educación, y necesidades básicas, precarizados programas de rehabilitación y cuidado personal, demostrando una fuga de recursos del SENAME que no llega a los niños y niñas. En un semestre aproximadamente se estaría entregando subsidios a privados de 79.932.355 millones de pesos a 387 instituciones a lo largo de Chile.

La crisis al interior del SENAME, actualmente evidencia la fuga directa de recursos públicos a la institución particulares, sino que también de múltiples episodios de violencia y muertes de niños/as bajo el SENAME.

El cuestionamiento al SENAME no solo se refiere a los niños y las niñas en general del país, sino a la niñez más vulnerable, que responde a quienes se encuentran en situación de pobreza y exclusión social, rodeado de violencia y diversas manifestaciones de la miseria producida por una sistema capitalista en la cual asalariados trabajan hasta 10 horas diarias para recibir una miseria de sueldo mínimo, que es absolutamente inferior a la canasta básica familiar, mientras empresarios como el grupo Laureate de la educación reciben multimillonarios subsidios y ganancias.

La niñez de los empresarios y su casta de políticos con privilegios no sufren ni están expuestos a las mismas vejaciones, situaciones de opresión y violencia que los niños y niñas del SENAME.

El carácter del SENAME al depender bajo al alero de la responsabilidad penal adolescente refuerza el matiz del sistema punitivo y con sus cárceles, hace cuestionar si realmente sus objetivos apuntan a la protección de la niñez, y si no, por el contrario, perpetúa la reproducción del círculo de marginalidad que establece el propio sistema penal con elevadas condenas para los sectores oprimidos de la población, funcionando bajo la lógica del castigo, pero cómplice a un sistema penal que deja en libertad a los delincuentes como el caso Penta, SQM, entre otros de cuello y corbata que sean capaces de pagar por su libertad.

Para revertir la situación de la crisis del SENAME, desde un perspectiva anticapitalista se torna urgente un proyecto que termine con el funcionamiento actual del organismo, para impulsar una red estatal de administración directa, terminando con la privatización de las residencias, iniciando un proceso paulatino del paso al estado de residencia y programas ambulatorios a la administración directa, un proceso de estatización e internalización de funcionarios externos hacia su ingreso a planta permanente y carrera funcionara.

El carácter anti capitalista frente las políticas publicas de infancia debiera estar enmarcado en que para que sea operativo una red de hogares y residencia niñas, niños y jóvenes en situación de vulnerabilidad, debiera financiarse por impuestos a las grandes fortunas de empresarios, por medio de una ley de Infancia y/o la niñez suspendiendo todo tipo de subsidios a las instituciones privadas de educación, de infancia y de salud, donde no exista hacinamiento en los lugares de residencia de los niños y las niñas, sino condiciones habitacionales óptimas, con vínculos seguros y estables con sus tutores, y en la que no exista ningún tipo de injerencia e intervención de las instituciones represivas del Estado como Gendarmería y Carabineros de Chile, sino una dotación (bajo administración directa del Estado, con contrato de funcionario publico) de profesionales como docentes, psicólogos, nutricionistas, artistas, educadores de trato directo, y talleristas de diverso índole, con perfeccionamiento, en base a un elevado nivel de infraestructura , con programas didácticos, recursos tecnológicos para desarrollar todo tipo de habilidades sociales y una mirada de la sociedad que se habita. En coordinación con la colaboración de universidades pedagógicas, departamentos y facultades de ciencias sociales, con el colegio de profesores, sindicatos de la salud, asociaciones de asistentes de educación, con organizaciones deportivas, culturales, estudiantes y apoderados/as.

.






Temas relacionados

Sename   /   Infancia   /   Política Chile   /   Derechos de la Niñez y la Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO