Juventud

ESTUDIANTIL

Universidades: planes para mantener el pago de millonarios aranceles: ¿Cuál es la tarea de las y los estudiantes?

Distintos Rectores de las Universidades a nivel Nacional, señalaron las distintas medidas que estaban tomando en medio de la crisis sanitaria y económica, pero no es nada más que la postergación de nuestro endeudamiento y mantener el negocio de la educación, mientras que a nosotros y nuestras familias nos precarizan en el trabajo, nos despiden o suspenden.

Lunes 27 de abril | 08:51

Los Rectores de distintas universidades a nivel nacional, se han referido a las medidas que han instalado, y que están desarrollando respecto a la morosidad o dificultades de las familias para pagar los aranceles, en el contexto de la crisis. Hay algo claro, son los mismos empresarios de la educación quienes mantienen el endeudamiento de las y los estudiantes que, tienen que pagar millonarios aranceles y que nada les importa la situación que están enfrentando las familias trabajadoras cuando es el mismo Gobierno de Sebastián Piñera, junto a sus amigos empresarios, quienes descargan toda la crisis sobre los hombros de los trabajadores. Si “antes” teníamos que endeudarnos toda la vida para poder estudiar y nos precarizaban aun mas con trabajos basura (flexibles), como quieren que sigamos con esta maldita educación de mercado, cuando a nosotros y nuestras familias nos despiden, nos suspenden la relación laboral y nos precarizan más la vida.

Medidas a la comodidad del Mercado Educacional: Postergación del pago de los Aranceles Millonarios.

Para tener una noción sobre los millonarios ingresos de las Universidades y que gran parte es destinada a mantener los sueldos millonarios de las autoridades, anunciaremos algunos, según LaTercera, La Universidad Católica en 2018 tuvo ingresos por $340 Mil Millones, entre aportes fiscal y donaciones, la Universidad de Chile, según datos del Mineduc, tuvo ingresos por 485 mil millones. Claramente ingresos que no se traducen en beneficio de la comunidad estudiantil, cuando hay precarización de las y los funcionarios, como los trabajadores que brindan servicio de aseo a las universidades, mientras las autoridades de las universidades gozan de jugosos sueldos.

Las medidas que dieron a conocer los Rectores de las Universidades, se basan en la postergación de las cuotas arancelarias o en solicitar créditos a la entidad universitaria, pero como señalaba anteriormente, esto no es nada mas que postergar nuestro endeudamiento o quedar amarrados a la deuda universitaria, esto significa muchas veces que si mantenemos deuda con nuestras casas estudiantiles no podemos titularnos y por otra parte el endeudamiento que llevamos los estudiantes en nuestros hombros, no es nada mas que Hipotecar nuestras vidas.

En el debate estudiantil se ha señalado la falta de conectividad, la necesidad de garantizar a los estudiantes el acceso a la educación en tiempos de covid-19, y que las medidas de las Universidades responden de manera mínima donde existe en algunas universidades un universo superior a los 25.000 estudiantes, además de no responder con un catastro real que realizan mediante internet al que solo pueden responder quienes tienen acceso a conexión.

¿Qué tenemos que plantearnos los estudiantes en tiempos de crisis?

Claramente, las autoridades deberían hacerse responsable de lo anterior y así mismo el Gobierno, eliminando las deudas universitarias y el pago de aranceles y matrícula de manera urgente, esto en perspectivas de eliminar la educación de mercado y que la educación de una vez por todas sea un derecho, gratuita y financiada integralmente por el Estado.

Por esto es de vital importancia ver la necesidad de organizarnos por más, no solo gastar nuestras energías en reclamar calidad y acceso a clases online. Les estudiantes junto al pueblo trabajador debemos organizarnos frente a los ataques empresariales del Gobierno y que junto a la “oposición” como el Partido Comunista y Revolución Democrática han pasado ataques a nuestras familias trabajadoras como la Ley “Protección al Empleo” que hasta el momento deja un saldo de un millón de despidos y suspensión, ante esto la organización desde abajo es fundamental, tenemos que defendernos ante estos ataques, sino nadie más lo hará.

Las autoridades hoy en día nos empujan a estar preocupados en las pruebas, clases y trabajos como si nada pasara a nuestro alrededor, pero la verdad es que como estudiantes tenemos que pensar de que forma podemos dar respuesta a la crisis sanitaria y tomar en nuestras manos el rol que podemos cumplir. Debemos seguir los ejemplos de Facultades y Fabricas que se han puesto a disposición de fabricar insumos médicos, como lo hace el Comité de Emergencia y Resguardo que, junto a sindicatos, trabajadores de distintos sectores y estudiantes han demostrado lo importante de nuestra unidad y organización. Porque nosotros también podemos disponer de nuestras herramientas tanto materiales como intelectuales con las que contamos en nuestras universidades, tomando las decisiones de manera democrática por la comunidad educativa, esto en perspectivas de terminar que la Universidad responda a los intereses empresariales de las autoridades, sino que responda a enfrentar las necesidades sociales.

Sobre las direcciones estudiantiles

La Confech no se ha pronunciado en repudio por los ataques que esta recibiendo el pueblo trabajador ni mucho menos para organizar a los estudiantes, no hay ni indicios de un plan para organizar las federaciones y generar discusión de las bases, mas ahora cuando el Gobierno planea un “retorno seguro” y que con estas direcciones no hay perspectivas para abrir las universidades a responder a las necesidades sociales que abre la crisis.

Los paros online generaban la disyuntiva de como garantizar un paro online, porque las autoridades seguían haciendo clases o realizando incluso trabajos y pruebas, desentendiéndose de las medidas tomadas por les estudiantes, que rol cumple acá la organización estudiantil, cuando las federaciones se mantienen estériles frente a las autoridades. Un caso en particular. Universidad de Antofagasta, el portal web tenía registros de cómo les estudiantes seguían descargando material y accediendo a estos, las autoridades interpretan que les estudiantes no reconocen la paralización, cuando es totalmente democrático que los estudiantes puedan seguir accediendo a las herramientas que tienen a disposición, la Federación subordinada a las autoridades no anuncia alguna critica a las interpretaciones y medidas de las autoridades, sin más, baja la moción de deponer la paralización.

Es posible nuestra organización de forma democrática, de contracara al corporativismo de las federaciones, porque nuestros espacios educativos son perfectos espacios para nuestra organización no solo para enfrentar la pandemia y la crisis sanitaria, sino también para el porvenir de nuestra sociedad y ser un factor de cambio, organizarnos de forma activa para todos quienes participamos en la revuelta volvamos en mejor pie al escenario post Coronavirus, que desde ya, podemos anunciar que será mas agudo por la situación económica.

Una salida en favor de les estudiantes y el pueblo trabajador ante la pandemia

No tenemos que dejar los años pasar para que el movimiento estudiantil retome sus fuerzas y se organice para echar abajo esta maldita educación de mercado, y ahora en lo inmediato poner a disposición las universidades y sus laboratorios para responder a la pandemia, coordinarnos a las y los trabajadores para dar una salida en favor de las grandes mayorías. No puede ser que en el sueldo de 14 decanos se gaste 90 millones de pesos mensuales como ocurre en la Universidad de Chile, nuestra fuerza como estudiantes organizados y los recursos de la universidad nos puede permitir enfrentar de mejor manera estos tiempos, por esto es importante seguir el ejemplo del Comité de Emergencia Resguardo de Antofagasta.

Nosotros les estudiantes, nuestras familias y el pueblo trabajador, no tienen por qué pagar la crisis. Los organismos sindicales y estudiantiles como la CUT y la Confech deben romper la completa pasividad y tregua con el Gobierno, para que dé conjunto las y los trabajadores puedan organizar una respuesta coordinada ante la crisis sanitaria y los ataques al empleo.

10 medidas urgentes para enfrentar la crisis sanitaria y que el gobierno no quiere tomar






Temas relacionados

Movilizacion Estudiantil   /   Universidad Católica   /   Educación en crisis   /   Juventud    /   Universidad de Antofagasta   /   Debate en la juventud   /   Juventud precarizada   /   Educación gratuita   /   CONFECH   /   Movimiento estudiantil   /   Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO