Política Chile

VIOLENCIA DE GÉNERO

¡Vivas nos queremos! Después de 7 años de su asesinato, se re abre el caso de Érica Hagan en Temuco

7 años han pasado desde el asesinato de Érica Hagan al interior del Colegio Bautista de Temuco y durante este año se re abrirá el caso que hasta el día de hoy no tiene un culpable. Diversas han sido las investigaciones fracasadas por parte de la PDI, que incluyó pérdida de objetos de la víctima e incongruencias en la investigación.

Lunes 1ro de febrero | 07:36

La joven estadounidense llevaba poco más de un mes en el Colegio Bautista de Temuco. Ella, a través de un programa de intercambio había llegado para apoyar la enseñanza del idioma inglés y colaboraría en la formación religiosa de los alumnos.

La preocupación por la psicóloga norteamericana comenzó cuando Erica no contestó las llamadas telefónicas que su compañera de trabajo, Marta Muñoz, le realizara. Por este motivo, Marta solicitó a su marido, Harold Gutiérrez, que fuese al departamento para tener noticias de Hagan.

Al llegar a la residencia de dos pisos, pasado el mediodía del 6 de septiembre de 2014, Gutiérrez, junto a un carpintero del colegio que lo acompañaba, se percataron que desde el primer piso salía mucha agua. Al romper el vidrio y abrir la puerta trasera del inmueble avistaron el cuerpo de la joven boca abajo, en la tina del baño, y con claros signos de violencia. Desde la fiscalía se señaló entonces que el cadáver presentaba “tres lesiones en la cabeza atribuibles a un objeto contuso cortante”.

El autor del crimen intentó borrar las evidencias del delito, tratando de provocar un incendio en la residencia, hecho que no se logró materializar dado que las llamas no consumieron el total del inmueble. Aun así, el equipo encargado de la investigación concuerda en que era muy difícil lograr realizar las pericias y buscar huellas, ya que todo el lugar estaba cubierto de hollín.

La brutalidad y la sangre fría con la que actuó el autor del homicidio de la psicóloga Érica Hagan no sólo conmocionó a la comunidad educativa del Colegio Bautista de Temuco, sino que también tuvo un impacto en la ciudad.

Oficiales de la Brigada de Homicidios de la PDI y los fiscales Cristian Gacitúa y Miguel Rojas, llegaron hasta el Colegio Bautista de Temuco para realizar nuevas diligencias que puedan aportar mayores indicios sobre el homicidio de la psicóloga estadounidense Érica Hagan ocurrido en un departamento el interior de este establecimiento educacional, en septiembre del 2014.

Podría interesarte: Femicidio y la violencia estructural hacia las mujeres

Han ocurrido acerca de 7 años y aún no se tiene un responsable por el asesinato de la estadounidense Érica Hagan. El crimen que continúa sin responsables, ha movido a fiscales y peritos al lugar del suceso, los cuales utilizan nuevas tecnologías químicas, uso de drones y biología molecular, que permitirían dar con aportes a todas las aristas que puedan surgir en la investigación y que no estaban disponibles en el momento en que ocurrieron los hechos. Domingo Cofré, único individuo que había sido señalado como presunto autor del delito, fue absuelto de forma unánime por el Tribunal Oral de Temuco, tras considerar que existió falta de prolijidad durante la realización de la investigación.

Mediante un comunicado, la fiscalía destacó que se encomendó “a un equipo de fiscales especializados en delitos violentos y violencia de género la realización de las diligencias que resulten conducentes para el esclarecimiento de los hechos investigados, determinación de eventuales responsables sea como autores directos, cómplices o encubridores del delito investigado o que hayan concurrido con actos directos a la obstrucción de la investigación”.

El fiscal a cargo de la investigación, Cristian Gacitúa, señaló que “esta reapertura de la investigación obedece a dar un acceso efectivo a la justicia a la familia de Erica Hagan, en particular a su madre, cuya petición ha fundado -por parte del fiscal regional- la reapertura de la investigación”.

A casi 7 años desde el crimen de Erica, donde se ha demostrado las constantes irregularidades de la investigación, con pérdida de objetos personales e incongruencias en la investigación. Sabemos que el femicidio es la expresión más dura del machismo, un crimen perpetrado por un hombre contra una mujer a la que considera un objeto de su propiedad. Pero este es el último eslabón de una larga cadena de violencias contra las mujeres que se producen en la sociedad, y se legitima y reproduce permanentemente por los Estado y sus instituciones.

Sin duda, las mujeres trabajadoras, estudiantes, pobladoras, mapuche; junto a las organizaciones feministas, políticas y sociales, deben exigir una ley de emergencia que busque combatir la violencia machista y prevenir los femicidios, pese a que esta brutal realidad seguirá existiendo mientras permanezca con vida esta sociedad capitalista y patriarcal. Porque vivas NOS queremos... ¡Si tocan a una, nos organizamos miles!






Temas relacionados

Violencia de género   /   Política Chile   /   Violencia machista   /   Violencia hacia las mujeres   /   Femicidio

Comentarios

DEJAR COMENTARIO