Política Chile

EDITORIAL NUESTRA CLASE

¿¡Vuelta a clases en fase 1!? Ad portas de la primera sesión de la convención constituyente

Con crisis sanitaria y hospitalaria, Figueroa realiza una nueva cruzada por la vuelta a clases presenciales, apoyado por apoderados del 1% más ricos del país. Mientas iniciamos la cuenta regresiva para la convención constituyente. Necesitamos que la convención en su primera sesión vote la libertad de las y los presos políticos y no sesionar hasta que los liberen a todos, juicio así como castigo por las violaciones a los ddhh, no más impunidad para los responsables políticos y materiales de los crímenes del gobierno de Piñera.

Martes 22 de junio

Una ventana se abre para Figueroa entre las declaraciones cruzadas y la evidencia de una mesa covid-19 del gobierno, desprovista de actas, ni evidencia científica para respaldar la política sanitaria desplegada. Ante esto, el Colmed realiza una propuesta crítica, como salida a la aguda crisis sanitaria. La propuesta contempla la posibilidad voluntaria de la apertura de centros educacionales desde la fase 1, cosa que Figueroa, ha salido a aprovechar con uñas y dientes, de manera oportunista y haciendo caso omiso de la propuesta Covid Cero, o estrategia de “corto circuito”.

Con un papelón aún más grande que los anteriores que podamos recordar, esta vez junto a una agrupación de apoderados de colegios particulares por las clases presenciales, “Escuelas Abiertas Chile”, quiénes se definen con el siguiente slogan: “en contra de nada ni de nadie, a favor de la educación presencial” ¿Curioso, no? Más cuando consideramos que son una expresión de polarización de los apoderados del 1% más rico del país, colegios como Tabancura, Mayflower, Santa Úrsula y Sagrados Corazones de Manquehue, entre otros. Aunque son una muestra no representativa de la gran mayoría de los establecimientos educacionales de las ciudades y zonas rurales, se les dio una cobertura preferente en los diversos medios de la prensa burguesa.

Por supuesto, consideramos que no puede haber vuelta a clases presenciales, mientras expongamos la salud de [email protected] [email protected] y familias, agudizando aún más la crisis de la salud pública, hoy tenemos niveles de contagios superiores a los que teníamos el año pasado, tenemos una crisis hospitalaria con porcentajes de ocupación de camas críticas cercano al 97% a nivel nacional ¿Pero, se puede hacer más que declarar el rechazo a la vuelta a clases? ¿Cómo pretende el CDP defender su postura de no retorno a clases presenciales hasta la fase 4? La última jornada que convocó el colegio de profesores contra el agobio fue sin asambleas ni una preparación que permitiese dar pasos en organizar una respuesta contundente frente al agobio y las medidas nefastas del ministro.

La vocación no es sinónimo de agobio y precarización laboral

Las y los trabajadores del Hospital Barros Luco Trudeau nos muestran un camino, una alternativa a la pasividad, la autoorganización: Ellas y ellos organizaron asambleas y se movilizaron, visibilizaron el conflicto, mostrando que la vocación no puede ser igual a precarización laboral, como intenta instalarse. Antes de la pandemia denunciaban tener falencias en infraestructura e instalaciones, durante la pandemia, la falta de insumos y a más de 15 meses de iniciada la emergencia sanitaria, denuncian no tener condiciones mínimas, como camillas,o agua caliente para pacientes ni para las y los trabajadores. Además del agobio laboral, por no poder hacer uso de vacaciones, días administrativos, ni rotación de turnos, en el año y medio que ha durado la pandemia. Denuncias que hacen eco en distintos sectores de la salud. Ellas y ellos se organizaron, levantaron la voz movilizándose, por condiciones mínimas de trabajo y para poder entregar atención oportuna para [email protected] ellas y ellos la primera línea de la salud, que atiende al sector sur y poniente de Santiago, sectores populares. Hoy en el Barros Luco las y los trabajadores han ganado sus demandas y junto con ellos, las y los usuarios ganan también. Pero también han ganado una experiencia, de lucha y autoorganización, que son expresiones de las lecciones que nos dejó octubre 2019, tenemos la fuerza.

Un Gobierno asesino responsable de miles de muertes evitables 

El sábado 20 de Junio, el presidente Piñera firmó pomposamente el decreto para la primera sesión de la convención constituyente:
“Que la historia, nuestra hermosa historia, recuerde a los Convencionales Constituyentes como los constructores de grandes acuerdos y los forjadores de un mejor futuro para Chile” – Sebastián Piñera.

Sería para no creerlo, que el mismo mandatario que le declaró la guerra al pueblo y que ha mantenido una política de ataques constantes hacia las condiciones de vida de las y los trabajadores, que dirige a un ministerio de salud que oculta cifras y mantiene comités fantasma de expertos, en una mesa sin acta. Que es responsable político de la sangre derramada del pueblo, los quemados de káiser, las víctimas de traumatismo ocular sin reparación ni tratamientos oportunos, los montajes, los pacos violadores de derechos humanos, las y los jóvenes negados por el terrorismo de Estado, hable con tal propiedad de la historia y el proceso de nueva constitución, una fotografía del despotismo de la derecha, que nos escupe en la cara, diciendo que llueve.

En este contexto firma Piñera ¿Y las y los constituyentes, se sentarán a sesionar en estas condiciones? Desde diversos sectores hemos levantado la exigencia a la convención de no sesionar con presos políticos ni violadores a los DDHH impunes.

En la cuenta regresiva para la primera sesión de la convención constituyente, a desarrollarse el 4 de julio, la lista del pueblo plantea desconocer el acuerdo por la paz, lo que es un paso importante, pero debe ir de la mano de organizar comités de acción para la movilización, que será la única forma de que no prime una salida del viejo consenso parlamentario, sin cambios reales.

Necesitamos que la convención en su primera sesión vote la libertad de las y los presos políticos y no sesionar hasta que los liberen a todos, juicio así como castigo por las violaciones a los ddhh, no más impunidad para los responsables políticos y materiales de los crímenes del gobierno de Piñera.

Es urgente que los constituyentes que se declaran a favor de la libertad de las y los presos políticos, así como las organizaciones sindicales y sociales, llamen a movilizarse por la libertad inmediata y la reparación a sus víctimas de la represión policial. 






Temas relacionados

Raúl Figueroa   /   Política Chile

Comentarios

DEJAR COMENTARIO