Política Chile

EDUCACIÓN

Educación Física en Chile: entre su negación del Estado y la debacle física/mental del país

La educación física en Chile ya sufrió un duro golpe al ser sacada de la malla base de tercero y cuarto medio, al igual que historia, en momentos donde la salud del país, en todos sus rangos etarios sufre tanto físicamente como en su salud mental

Jueves 2 de septiembre | 17:43

Esta vez se abre el debate desde una disciplina olvidada por el gobierno y las instituciones desde el 2019, luego de que se eliminara educación física e historia de forma obligatoria para 3ero y 4to medio, además que mucho ha impactado durante la pandemia, una de las disciplinas más relevantes tanto para la salud mental y física de las personas.

La educación física cobra importancia en aspectos que pocos tienen tiempo para pensar como el deporte, la recreación, el ejercicio físico y la relajación que afecta directamente en cómo sobrellevan sus vidas todas las personas en las distintas etpas de sus vidas, y por supuesto en los quehaceres de la educación, el trabajo de profesores como la influencia en la salud; y tocamos este tema porque tiene relación en decisiones tomadas por la candidata Yasna Provoste y las contradicciones que estas generan de cómo implementar a favor de las demandas y necesidades de esta área en conjunto a las necesidades de la población y los trabajadores.

Contexto mundial y en Chile

Alrededor del mundo hemos visto que el tema de alimentación afecta hacia los dos polos de la malnutrición tanto de obesidad y sobrepeso como de subalimentación y hambre que de todas maneras es un aspecto a atacar en los sectores vulnerables. A nivel mundial “el 30% de la población mundial carece de acceso a alimento adecuado… 39 millones sufrieron sobrepeso” (OMS).

Considerando que en chile es normal liderar las categorías negativamente al igual como lo hacemos en nutrición y estado físico de las personas, solo revisando un aspecto, en el 2020 sobre el 74% de los chilenos tiene índices de sobrepeso según el Ministerio de Salud, que pensando de forma holística si se elimina progresivamente o se reduce las horas para realizar actividad física en escuelas y otros, ¿como pensamos revertir estos índices? qué son tan devastadores para la salud y el desarrollo de cualquier persona.

La actuación de Yasna Provoste con los trabajadores

Recordamos el paro nacional convocado para el 30 de abril por la CUT que la edil reafirmó en acciones, en conjunto a Bárbara Figueroa dirigente del PC, que la crisis de la pandemia no la iban a pagar los empresarios sino el pueblo trabajador, asimismo, permitió el fortalecimiento y otorgó estabilidad al gobierno de Piñera. Mientras los empresarios se hacen ricos por sobre el 70% de aumento en ganancias, a los trabajadores solo les otorgaron un ingreso universal de emergencia por debajo de la canasta familiar, no terminaron con los despidos ni tampoco con la precarización laboral.

Pero si no conseguimos que los trabajadores tengan el tiempo necesario para sus quehaceres como exigimos que la población tenga una vida saludable con el cuidado que demanda, en mejorar su alimentación y realizar actividad física, ejercicio o algún deporte.

Desde el gobierno y el ministerio del deporte se han intentado poner en marcha distintas campañas y programas para aumentar la cantidad de personas que hagan deporte y ejercicio, además, incentivar vidas con más movimiento, esto sin considerar el gasto que se han realizado desde distintos organismos para la mejora de implementos en plazas. Pero que tiene un arma de doble filo ¿a quien llega esta implementación? Al parecer los números no se reducen y se puede considerar que se llega al mismo grupo de personas en las campañas que se llevan a cabo, sin combatir los sectores profundos con más vulnerabilidad.

Pero ¿cómo logramos ampliar el grupo de personas que realice ejercicio? Podemos estimar que es diversa la población que no logra apreciar en primera instancia los beneficios que puede traer el ejercicio, pero si llegaremos a un acuerdo, es el pueblo trabajador el que abarca la mayor cantidad de este grupo, esas personas que salen temprano por la mañana, que trabajan 8, 10, 12 horas y luego con un viaje de vuelta a casa, además, llegar a casa no es solo a descansar si no que a seguir con tareas hogareñas para mantener el orden y en caso de que no lo hagan lo primero a realizar es el descanso. Este es el grupo crítico que hay que buscar añadir a la educación de la actividad física, las cuales no le dan prioridad porque tiene que anteponer otras tareas, que por otro lado, las variadas instituciones y organismos no solucionan sus necesidades centrales.

Como continuar construyendo

El área de la actividad física abarca tanto que tenemos muchas banderas para posicionarnos, si comenzamos pensando en términos educativos es pasar a considerarse de importancia para el desarrollo de los estudiantes e implementar más espacios de actividad física o recreativa y si lo vemos en trabajo con personas mayores de edad tenemos que priorizar las condiciones de vida saludable de las personas.

Pero cuando se piense completamente en el ámbito laboral, quienes estudiamos pedagogía en educación física saldremos a un campo laboral completamente precarizado y con agobio laboral, es tanto que si vemos la experiencia de colegas que trabajan hasta altas horas de la noche o aplazando el trabajo para el fin de semana que en otro sentido se traduce en el empobrecimiento de la salud mental de los profesores. Por otro lado quienes se dediquen al trabajo en un sector diferente, como lo son trabajadores en gimnasios u otros, el que recibe la experiencia es quien tiene ocupaciones en otro horario, como ya dijimos es un grupo reducido si se compara con el total de la población y si somos consecuentes con el diálogo de buscar una buena salud y cuidado de las personas lo más acorde es querer ampliar ese grupo reducido a que sean millones los que puedan acceder, por tiempo y las condiciones, a la actividad física.

Por lo tanto, es imprescindible que como estudiantes y/o trabajadores de la educación, aún más de la educación física o actividad física, tomemos en nuestras manos las decisiones para construir el camino de la formación docente, de la labor docente y en conjunto a los usuarios revertir todo lo que no marche hacia un mejor vivir, terminando con el trabajo precario de los profesores y de quienes hagan uso de nuestras experiencias. En este sentido son las largas jornadas de trabajo, de quienes están más precarizados, que se demuestran como el motor de la desigualdad y del decaimiento de la salud tanto física como mental, es determinante poner en tabla la discusión por conseguir la reducción del horario laboral y repartición de la jornada de trabajo entre cesantes y no cesantes.

¡TRABAJAR TODOS Y TRABAJAR MENOS!






Temas relacionados

Yasna Provoste   /   Política Chile   /   Educación   /   Deportes

Comentarios

DEJAR COMENTARIO