Política Chile

DEBATE

Acusación constitucional del PC y FA: una trampa para salvar a Piñera

El Partido Comunista y el Frente Amplio están impulsando una acusación constitucional contra Piñera. ¿Acaso será con este parlamento y la cocina del Senado que caerá Piñera? ¿Será con los mecanismos de este viejo régimen? ¿No es acaso un desvío para que no lo volteemos en las calles y que nos metan al pantano parlamentario?

Rafaella Ruilova

Licenciada en historia y militante de Pan y Rosas

Martes 29 de octubre | 14:53

La gran operación para salvar al gobierno

Hace más de una semana que el gobierno viene organizando junto a los grandes empresarios y la ex Concertación, una gran operación de desvío de la rebelión popular, con una "agenda social" de puras migajas para no cambiar nada y maniobras de cambio de gabinete que buscan salvar la cabeza de Piñera y a este régimen cuestionado.

Pretenden dar por terminada la lucha realizando pequeñas “concesiones” que no son más que migajas manteniendo el "modelo"; “celebrando” la marcha más grande desde el fin de la dictadura; instalando un clima de supuesta “vuelta a la normalidad”; y cambiando el gabinete.. Todo parte de su operación, trampas y maniobras para salvar a Piñera y los viejos poderes.

Pero las calles han sido categóricas y dicen fuertemente ¡Fuera Piñera! Incluso la encuesta Cadem arrojó un miserable respaldo del 14% al gobierno, el más bajo desde el retorno a la democracia. Nadie lo quiere, y a pesar de eso sigue en pie. Cientos de miles han planteado que #EstoNoHaTerminado porque "No son 30 pesos, son 30 años", lo que se ha expresado con la movilizaciones de este lunes: en Santiago con manifestaciones de decenas de miles que buscaban avanzar al Palacio de la Moneda; en Antofagasta, con barricadas y la marcha en el centro de la ciudad; en Arica con cerca de 6.000 personas y en Valparaíso la tónica se repitió, y miles se enfrentaron a la dura represión policial, escena que se repitió en otras ciudades. Y es que nada ha vuelto a la normalidad.

La acusación constitucional contra Piñera: operación para salvar a Piñera y al régimen por parte del PC y el FA

En las trampas del desvío para rescatar a Piñera y a las instituciones cuestionadas desde la dictadura, tiene responsabilidad directa el Partido Comunista (PC) y el Frente Amplio (FA), que no quieren que caiga este gobierno con la fuerza de la lucha de clases, con la huelga general y movilización. Al revés, quieren rescatarlo, y son sus mejores salvadores. Su apuesta es una acusación usando las viejas herramientas de la Constitución de Pinochet para buscar un acuerdo parlamentario que voltee a Piñera. ¿Alguien cree realmente, que este parlamento, verdadera casta de ladrones con sueldos millonarios que legislan a favor del gran empresariado y en contra del pueblo trabajador, sacará a Piñera? ¿Cómo lo harán si ni siquiera voltearon a Chadwick o Cubillos?

¿No es acaso la fuerza de las calles, de la huelga general y la movilización, la que puede hacer que caiga Piñera? ¿No es justamente ahora el momento donde tenemos la fuerza para echarlo?

Te puede interesar:El cambio de gabinete no prendió. Miles marchan a La Moneda y regiones se alzan.

El PC y el FA se han ubicado como la pata izquierda del régimen para salvarlo. Están en contra de echar a Piñera con la fuerza de la movilización y que imponga una Asamblea Constituyente Libre y Soberana sobre las ruinas de la herencia de la dictadura,. Lejos de ello, han optado por respetar las viejas reglas que impuso la dictadura y la transición pactada, de su vieja Constitución y sus viejas instituciones. Su política de "diálogo sin exclusiones", no es otra cosa que ser parte de la “unidad nacional” para salir de la crisis -del gobierno y del régimen-, sentándose a dialogar si se incluye a la "Mesa de Unidad Social". Pero ¡Con nuestros asesinadxs, torturadxs, y desaparecidxs no se negocia! ¿Qué cosa negociaremos con este gobierno que no está dispuesto a tocar los pilares que sentó la dictadura?

¿Acaso el PC y FA piensan que con este gobierno podremos terminar con las AFP? ¿que podremos conseguir salarios y pensiones acordes a la canasta básica? ¿Que será con este gobierno y este Congreso acaso que podremos terminar el saqueo de los recursos naturales y estratégicos y ponerlos al servicio del pueblo trabajador?

El otro mecanismo es un "plebiscito" para que el “pueblo decida” cómo tener una nueva constitución. Sin embargo, para ello requieren una reforma constitucional acudiendo a la propia Constitución del 80 y para un plebiscito "consultivo". ¡Pero ya opinamos! ¡Ahora queremos decidirlo todo!

Te puede interesar: Basta de maniobras: como piden las calle ¡Que se vaya Piñera!

Sus políticas, todas y cada una de ellas dependen de la ex Concertación y de las maniobras que se pueden hacer respetando las instituciones cuestionadas y heredadas de la dictadura militar. Sabemos que de ahí nada favorable puede salir para el pueblo trabajador. La cocina de la casta parlamentaria solo nos lleva a nuevas frustraciones. Sin que se vaya Piñera y sin echar a todo este régimen seguirán los grandes padecimientos que viven millones.

El instrumento del régimen de la acusación, que requiere de 78 votos en la Cámara Baja de 155 y un total de 29 de 43 senadores en la Cámara Alta, necesita votos de la propia derecha. ¿Alguien cree que la derecha volteará a Piñera?. Es más, Teillier, presidente del PC, reconoció que no se cuentan con los votos necesarios para asegurar su éxito en la Cámara de Diputados y menos en el Senado.

Pamela Jiles, diputada del FA, salió a decir que “la única solución institucional es su salida (de Piñera)”, a lo que añadió: “Se trata de una herramienta consagrada por Jaime Guzmán, puesta en la Constitución por Jaime Guzmán. Podría darse la paradoja de que Jaime Guzmán sea el sepulturero de Piñera”. Al contrario de lo que cree, las herramientas que la dictadura diseñó son su salvavida, y su único sepulturero será la fuerza continua de la movilización en las calles.

El gobierno sabe que su oxígeno se encuentra en el juego democrático a la medida de la constitución de la dictadura y de sus reglas. Su temor es el desarrollo de la lucha de clases, por eso cambian algo para que nada cambie.

El pueblo ha expresado su voluntad en las calles, la acusación constitucional lleva a que la voluntad de millones quede en manos de 43 dinosaurios millonarios al servicio de las empresas. No es más que un camino sin salida.

¡Tenemos las fuerzas para echar abajo a este gobierno e imponer nuestra salida. El pueblo debe decidir!

El ánimo y la disposición de desarrollar la lucha siguen en pié. Lo que se necesita es la unidad en las calles contra el gobierno hasta hacerlo caer, con una huelga general que paralice todos los sectores de la economía, con plan de lucha, movilización y continuidad hasta que se vaya Piñera, avanzando a los centros de poder como la Moneda y el Congreso Nacional.

El camino del PC y el FA es salvar a Piñera y a este régimen, sembrando falsas ilusiones en posibles salidas favorables al pueblo en los márgenes de las reglas del juego que puso la dictadura.

Hay que desarrollar otro camino completamente distinto, que enfrente las trampas que nos quieren desviar a los salones de palacio y del parlamento. Hay que levantar instancias democráticas de organización y lucha, como coordinadoras y asambleas en los lugares de trabajo y estudio, y exigirle desde ahí y de todos los espacios a los organismos que dirigen (CUT, Colegio de Profesores, Confech, y Cones), la huelga general con movilización y combativa, hasta echar a Piñera.

El camino a seguir lo muestran los “comités de primeros auxilios”, el comité de emergencia y resguardo en Antofagasta, el cordón centro en Santiago, o la mesa de unidad en Valparaíso, que continuó la huelga la semana pasada. Así como las asambleas de unidad de trabajadores de la salud de diversos hospitales de zona sur en el Barros Luco, junto a pobladores del sector.

Te puede interesar: Cómo organizar la fuerza para triunfar: coordinadoras y comités en todo el país

El único camino favorable para el pueblo trabajador es no caer en el callejón sin salida al que nos quieren llevar el gobierno, y al cual empuja el PC y el FA, y levantar la Huelga General activa y continua hasta hacer caer a Piñera, e imponer una Asamblea Constituyente Libre y Soberana sobre las ruinas del régimen, para cuestionar de pies a cabeza este Chile a la medida de los capitalista. Solo así, liquidando las actuales instituciones realmente sería Libre y Soberana la Asamblea Constituyente, que podría discutir un programa para la satisfacción de nuestras necesidades expropiando todos los grandes recursos en manos de transnacionales y grandes empresas, y ponerlos en beneficio del pueblo trabajador para salud, educación, salarios, pensiones y vivienda.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO