www.laizquierdadiario.cl / Ver online
La Izquierda Diario
30 de noviembre de 2021 Twitter Faceboock

COLUMNA DE OPINIÓN
¿Libertad de expresión? El "pluralismo limitado" de la prensa tradicional al servicio de los grandes grupos económicos
Daniel Vargas | Antofagasta, Chile

Este “pluralismo limitado” permite que los medios de comunicación se concentren en los grandes grupos económicos que los financian logrando masificar sus ideas de manera mucho más potente en comparación a medios independientes, imponiendo, de ese modo, el discurso de los grandes empresarios y los sectores más conservadores del país, con los cuales los grandes medios tienen una vieja relación que viene desde la dictadura hasta nuestros días.

Link: https://www.laizquierdadiario.cl/Libertad-de-expresion-El-pluralismo-limitado-de-la-prensa-tradicional-al-servicio-de-los-grandes

El programa de Daniel Jadue desató una escandalizada respuesta de diversos medios de comunicación acusando un atentado en contra de la libertad de expresión y la libertad de prensa; Daniel Matamala, en una columna del 26 de junio en La Tercera, comparó la propuesta de Jadue con la actitud que tomó Juan Sutil, representante del gremio empresarial, durante el estallido social en donde éste quitó los auspicios a CNN/CHV por “su deplorable actitud en los momentos en que Chile necesitaba de un periodismo serio, objetivo y libre de sesgo político”.

“No voy a avisar nunca más en ningún canal de TV que pierda la objetividad y la labor suprema de ejercer un periodismo correcto”, habría señalado el empresario.

Lo mismo la editorial de El Mostrador de este 29 de junio, destacando que “Lo único que tiene masivamente un país para controlar al poder es su prensa independiente y su libertad de expresión. Eso no existe en las autocracias, donde las primeras víctimas siempre son los medios y sus periodistas”. Mismas críticas emitieron Canal 13, ANATEL, etc.

¿Y Jadue? Rápidamente cedió ante la presión y moderó su programa señalando que aún estaba en discusión.

La defensa de la libertad y el pluralismo

Este relato en defensa de la democracia, de la libertad, del pluralismo, etc., resulta bastante curioso por parte de los grandes medios, los cuales hablan de libertad y democracia sólo para justificar el millonario negocio de la prensa.

Basta recordar cómo, durante el estallido, era pan de cada día que en los matinales la gente en la calle, en los despachos en vivo, interpelaba a los periodistas, a los canales y a los conductores por esconder lo que pasaba en las calles.

Durante la revuelta la cobertura de la prensa tradicional se caracterizó por relativizar la responsabilidad del Gobierno en la represión y por ocultar las agresiones a la prensa independiente.

Sin embargo, siempre es absurdo ocultar lo que la fuerza de la realidad expone ante millones.

Sin ir más lejos, este año tuvimos telefonazos en CHV, por los dichos de JC Rodríguez, quién habló de la “variante Piñera” ante las desastrosas medidas sanitarias del gobierno: “Esto no es ni la variante brasileña, ni la variante de Nueva York, esta es la variante Piñera, así le vamos a poner, es una variante gubernamental”, dijo, en ese entonces, el periodista.

O el telefonazo a la Red por los contenidos del canal como la entrevista a Mauricio Hernández Norambuena o el reportaje de Alejandra Matus sobre los nexos del gobierno con la red de casinos Enjoy.

Y qué decir de la pataleta militar en donde el Ejército denunciaba injurias en contra de La Red, a propósito de un sketch humorístico reclamando que “el ejercicio de las libertades de expresión e información es esencial para el progreso de una sociedad cuando se ejerce con verdad y responsabilidad, lo que no ha ocurrido en este caso“.

Parafraseando otro sketch de la Red, parece ser que en Chile la única prensa libre, es la prensa libre de críticas al Gobierno.

Con esto cabe preguntarse: ¿Podemos decir que en Chile hay libertad de prensa?
Primero hay que atender un hecho de la causa, el cual incluso reconocen el mismo Matamala o El Mostrador en sus editoriales; y es que en Chile existe una enorme concentración de la prensa.

Es conocido que El Mercurio y el Consorcio Periodístico de Chile S.A, controlan más del 80% del mercado, controlando, además, parte importante de la prensa escrita en regiones. En radio, a pesar de las más de 800 concesiones radiales en el país, sólo 4 grandes holdings controlan gran parte de la emisión radial. (Radio Chile, Grupo Luksic, grupo Bethia y Grupo Dial). En televisión, lo mismo, los 4 principales grupos se reparten la emisión. (TVN, Grupo Bethia, Grupo Luksic y Time Warner.). Algo que Reporteros Sin Fronteras llama “pluralismo limitado”.

Este “pluralismo limitado” permite que los medios de comunicación se concentren en los grandes grupos económicos que los financian logrando masificar sus ideas de manera mucho más potente en comparación a medios independientes, imponiendo, de ese modo, el discurso de los grandes empresarios y los sectores más conservadores del país, con los cuales los grandes medios tienen una vieja relación que viene desde la dictadura hasta nuestros días.

Resulta, entonces, que no todos gozamos de libertad de expresión, sino sólo pequeños sectores.

¿Pero, y las tecnologías y redes sociales?

Es cierto que las tecnologías entregan importantes herramientas para que los trabajadores y el pueblo podamos generar nuestro propio contenido, tal y como lo hacemos desde el PTR impulsando La Izquierda Diario, una red internacional de medios digitales.

Pero resulta del todo injusto comparar este esfuerzo militante de trabajadores, mujeres y jóvenes que levantamos este diario de manera militante, o el alcance que puede generar cualquier comunicador por redes sociales, versus los grandes consorcios, con su red de medios y periodistas profesionales, que no dudan a la hora de influir en la opinión pública al servicio del conjunto de los intereses de los grandes empresarios, como lo hacía El Mercurio en los 70, mediante noticias, columnistas y montajes, para instalar un ambiente de miedo, pánico y “guerra civil”.

Con lo anterior, es muy cuestionable que bajo estas circunstancias “la prensa incomode al poder”, pues, salta a la vista que los medios están concentrados en un puñado de empresarios que, mediante su línea editorial, van construyendo discursos ideológicos, percepciones, imaginarios; es decir, subjetividades en las que el rol de los medios de comunicación, si bien no exclusiva, es central para moldear los sentidos comunes y la opinión pública al servicio del poder político y económico. Vale la pena recordar los dichos de Malcom X: "Si no estáis prevenidos ante los medios de comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido".

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ Laizquierdadiariochile
@lid_chile
www.laizquierdadiario.cl / Para suscribirte por correo, hace click acá