www.laizquierdadiario.cl / Ver online
La Izquierda Diario
20 de octubre de 2020 Twitter Faceboock

COLUMNA DE OPINIÓN
Un proceso constituyente por la vía del régimen: represión, impunidad y engaño
Benjamín Avilés

Hace tres meses el estallido social hizo temblar al viejo régimen heredado de la dictadura. La clase política entera ha visto aterrada como de miles de personas están hartas de aquellos que gobiernan en base a sus propios intereses y al de los grandes empresarios.

Link: https://www.laizquierdadiario.cl/Un-proceso-constituyente-por-la-via-del-regimen-represion-impunidad-y-engano

La respuesta del gobierno ha sido clara y en una única dirección: el uso de la represión policial para defender las ganancias de los empresarios. Como quedo demostrado desde los inicios del estallido social, según las cifras entregadas por el Instituto de Derechos Humanos el saldo a la fecha es de al menos 27 muertos y 3 mil 649 heridos, de los cuales 405 tienen heridas oculares a manos de una policía militarizada que recibe el apoyo total del gobierno.

La impunidad del actuar de carabineros y de los responsables políticos directos ha sido la tónica de los últimos meses. Tal fue el caso el pasado 6 de enero donde cinco carabineros imputados por tortura salieron en libertad. En la práctica el gobierno ha sido claro en su posición defendiendo hasta las últimas consecuencias todo el régimen político y económico que despertó el descontento de la juventud.

Cada paso adelante de la represión, demuestra el miedo de todos los privilegiados del modelo impuesto por la dictadura, vieron por primera vez en décadas, la posibilidad real de perder sus privilegios, como por ejemplo en la huelga general del 12 de noviembre cuando la revuelta social estaba en ascenso y se paralizo el país y un grito se hacía escuchar “Chile va a ser la tumba del neoliberalismo”.

Después de las jornadas de protestas del 12 de noviembre, el gobierno busco una salida con un enfoque diferente, al menos en el discurso. Se monto un gran show mediático y el 15 de noviembre se engendró el “acuerdo por la paz” dicho acuerdo le otorgo un salvavidas al régimen.

Fue una jornada maratónica donde todos los partidos del régimen se alinearon para salvaguardar sus propios privilegios he intereses creados. De esta manera la derecha logro imponer sus propios intereses mientras la oposición la respaldaba. Todo manteniendo a la impunidad.

El desconcierto se expandió rápidamente por las calles el engaño del acuerdo por la paz logro a la fuerza colarse dentro de las aspiraciones de la manifestación. Con la ayuda de los partidos de la oposición y las direcciones burocráticas de los sindicatos encabezados por el Partido Comunista y el Frente Amplio.

Desde aquí, el gobierno se ha mantenido flotando con este salvavidas sin encontrar tierra firme, que le devuelva la gobernabilidad. Pero sin terminar de hundirse, protegido por la oposición y la pasividad de las burocracias sindicales.

Mientras los medios contribuyen cada día a la criminalización de la protesta, el respaldo irrestricto del gobierno a la violencia policial y la cacería de brujas contra dirigentes y activistas sociales llega a niveles absurdos. El gobierno está dispuesto a querellarse contra todo el país. Un ejemplo de esto es la Ministra Cubillos querellándose invocando la Ley de Seguridad Interior del Estado contra los jóvenes dirigentes de la ACES por el boicot a la PSU, o hasta quien resulte responsable de un cartel que utilizaba su imagen.

El gobierno no ha logrado justificar con éxito la represión brutal que ha ejercido desde el 18 de octubre. Y estamos claros que no existe un enemigo poderoso financiado por fuerzas extranjera, nunca existió. La guerra que declaro Piñera en octubre del año pasado sigue siendo contra el despertar de Chile contra el negocio de las AFP, los sueldos de hambre, la inestabilidad laboral, la depredación de la naturaleza, la salud ineficiente, la corrupción etc.

Los presos políticos de la revuelta como lo era el profesor Roberto Campos o el joven Licanantay son ejemplo de la vergonzosa guerra de Piñera y su 6%, una guerra contra los que no se sometan a las injusticias de un sistema corrupto donde importan más las ganancias empresariales que las necesidades de las y los trabajadores.

No se puede concebir un proceso constituyente comandado por los mismos que han mantenido en la completa impunidad ante las violaciones a los derechos humanos. Porque la derecha y los partidos del régimen tuvieron 30 años para mejor la situación del país y en vez de hacer profundizaron el legado de la dictadura, porque en Chile una minoría de ricos y poderosos tiene el poder de decidir por sobre los intereses de la mayoría.

Es necesario retomar el camino que abrió la huelga general del 12 de noviembre, es necesario exigir a la Mesa de Unidad Social, los organismos de Derechos Humanos, sindicatos, federaciones estudiantiles romper la tregua con el gobierno. Preparar un plan de lucha nacional para hacer retroceder la agenda represiva de Piñera, por la liberación inmediata de todos los presos políticos. juicio y castigo a los responsables de violaciones a los derechos humanos y por una asamblea constituyente libre y soberana basada en la movilización y no en los términos impuestos por el régimen.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ Laizquierdadiariochile
@lid_chile
www.laizquierdadiario.cl / Para suscribirte por correo, hace click acá