www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
1ro de abril de 2020 Twitter Faceboock

CRISIS SANITARIA
Devastadora situación en Ecuador por COVID-19
Yara Villaseñor | Socióloga - Militante del MTS @konvulsa

Información de Twitter

Cientos de muertos, sobrecupo en las morgues, hacinamiento en hospitales y desesperación son las escenas que siguieron a la rebelión popular de fines del año pasado en Ecuador.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Devastadora-situacion-en-Ecuador-por-COVID-19

Las imágenes de la situación en Ecuador son impactantes. Calles vacías y hospitales repletos en el marco del toque de queda impuesto por el gobierno de Lenin Moreno; la cifra de contagiados supera las 2240, y la falta de test rápidos para detectar el COVID 19 impide que la cifra oficial de fallecidos vaya acorde a la realidad.

Ecuador es el segundo lugar después de Brasil en muertes, pero con una población mucho menor. Se contabilizan más de 450 cuerpos en calles y casas debido al colapso de las morgues. Directamente, el servicio funerario, básico para ayudar a contener el virus, ha optado por dejar de recoger los cuerpos.

En las redes sociales se denuncia que en el caso de los hospitales, los trabajadores de la salud son obligados a sacar los cuerpos a escondidas, ejemplificando cómo las personas contagiadas que fallecen no son atendidas como se debe para evitar la propagación del virus.

Mientras tanto, el gobierno sigue achacando la responsabilidad en la población que hoy enfrenta la pandemia, pero los culpables son los políticos al servicio de la ganancias de los empresarios que durante años han desmantelado el sistema de salud que hoy colapsa, implementando recortes al sector y precarizando a los trabajadores de la salud.

Frente a esto, la población ha empezado a quemar los cuerpos de fallecidos y en los barrios pobres, así como en hospitales, los buitres han comenzado a rondar.

Los voluntarios médicos caminan las calles de las principales ciudades, como Guayaquil, distribuyendo mascarillas y gel desinfectante, pero la población callejera y los enfermos se desploman en la calle.

A pesar de que hace 10 días el gobierno ecuatoriano declaró estar a punto de recibir apoyo económico según declaró el ministro de finanzas, esos recursos no se han visto. Las condiciones son brutales para la población pobre y trabajadora.

Los cuerpos policiales han sido destinados a recoger cuerpos de fallecidos, declarando haber desplazado a 308 cuerpos esta última semana; sin embargo, también están involucradas en desplazar y abandonar cuerpos en barrios obreros y pobres.

En el marco de esta terrible crisis social y sanitaria, las grandes empresas nacionales están aprovechando para seguir haciendo negocio, cortando servicios básicos como agua, luz e internet, mientras el gobierno sigue priorizando los apoyos y acuerdos con la iniciativa privada, dejando a la población de escasos recursos a merced de sufrir las consecuencias de la pobreza, la precarización y el desmantelamiento del sistema de salud que significó el neoliberalismo.

Por si fuera poco, lejos de frenar los ataques a la clase trabajadora que ya vive una epidemia, el gobierno de Lenin Moreno anunció un duro recorte al gasto público que golpeó sobre miles de trabajadores estatales. Todo a pocos meses de haber vivido un levantamiento popular que puso contra las cuerdas al gobierno nacional.

Te puede interesar:Ecuador, las consecuencias del levantamiento popular de Octubre

Frente a la terrible situación que se vive en Ecuador, es urgente imponer un plan de emergencia, que todos los recursos del estado sean puestos al servicio de enfrentar la crisis sanitaria,inyectando presupuesto al sector salud y garantizando plenas condiciones laborales y sanitarias a sus trabajadores.

Los empresarios deben ser obligados a pagar impuestos extraordinarios como medida mínima para obtener recursos suficientes para brindar tests rápidos distribuidos masivamente para detectar a contagiados del COVID-19, así como para financiar un "salario de cuarentena" que cubra los costos de la canasta básica.

Las empresas de servicios deben condonar deudas y pagos a los usuarios mientras dura la pandemia, además deben prohibirse los despidos, deben garantizarse los salarios íntegros de toda la población y debe discutirse cómo enfrentar el desabasto de insumos, apelando a la organización independiente de los trabajadores y al control obrero de la producción para que la indutria textil, alimenticia y pesada se ponga a disposición de las necesidades de las mayorías.

Tienes que leer: Frente al coronavirus y la crisis del sistema de salud pública, ¡nuestras vidas valen más que sus ganancias!

 
Izquierda Diario
Seguinos en las redes
/ izquierdadiario
@izquierdadiario
Suscribite por Whatsapp
/(011) 2340 9864
[email protected]
www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá