www.laizquierdadiario.cl / Ver online
La Izquierda Diario
22 de octubre de 2020 Twitter Faceboock

DECLARACIÓN PÚBLICA
¿Hacia dónde va el GAM?
Sindicato unificado de trabajadores GAM

Tras la renuncia de Alejandra Wood a la dirección ejecutiva de GAM, creemos que es el momento de discutir en conjunto un nuevo Centro cultural con injerencia efectiva de quienes lo hacen posible, los trabajadores.

Link: https://www.laizquierdadiario.cl/Hacia-donde-va-el-GAM

Desde la constitución del Sindicato de trabajadores GAM, el año 2012, este ha luchado por poner en el tapete de la gestión de la organización, la mirada y opinión de sus trabajadores, quienes con el alto esfuerzo de su trabajo diario han posicionado el Centro cultural como el más importante del país. Como trabajadores organizados, no solamente queremos opinar, queremos decidir.

Muchos dirán que esto excede a las facultades de un sindicato, pero creemos que haciéndonos cargo de este rol es que hemos levantado una lucha por temas y problemáticas relevantes no solo para nuestra institución, sino que son representativas de una realidad país. Más que nunca en este momento, que se suceden miles de despidos en la minería a los que nos oponemos tajantemente.

Según la OCDE, constituida por 34 países, Chile es el país más desigual, donde el más rico gana 27 veces más que el más pobre. Para luchar contra la desigualdad, la fundación Sol declara que no solo se trata de abrir más puestos de trabajo, sino de fortalecer la sindicalización para avanzar hacia mejores condiciones laborales. Como sindicato creemos que solo nuestra propia fuerza, unidad y organización serán las que garanticen nuestro futuro y lo que demandamos.

Creemos firmemente que el rol de las y los trabajadores de nuestro país debe ser crítico de un sistema que ha perpetrado pilares fundamentales de la dictadura, como la privatización de la educación, la salud y nuestra vejez, entre otros. Queremos evitar que los espacios que se financian con recursos públicos, repliquen sistemas de desigualdad, y la total falta de injerencia en la toma de decisiones de los trabajadores para el futuro. GAM en su nacimiento y desarrollo no estuvo ajeno a esta problemática, es de conocimiento público que el Ministro Ottone solicitó a la ex directora ejecutiva de GAM que rebajara su sueldo en un 40%, el cuál era 27 veces mayor que el de un técnico calificado del mismo centro.

Es este modelo el que permite y valida los altísimos sueldos de los parlamentarios, acompañados a los escándalos de corrupción, manteniéndose esta estructura como pilar fundamental de este modelo heredado de la dictadura. Creemos que el saqueo del presupuesto público gracias a los sueldos millonarios debe acabar, promoviendo la idea de que todo alto funcionario público o parlamentario, gane lo mismo que un técnico calificado.

La desigualdad va de la mano con el retroceso de niveles de sindicalización. Para romper la inequidad, es esencial fortalecer los sindicatos, la negociación colectiva, el derecho a huelga y la negociación por rama. A pesar de que los trabajadores del GAM, al ser una corporación de derecho privado que administra un edificio público, no tenemos derecho a negociación colectiva, ni a huelga, al percibir más de un 60% de financiamiento por parte del Estado y aunque logramos el año 2015 un convenio colectivo con validez de dos años, con reajuste de sueldos y mejoras en las condiciones laborales, sabemos que esto es insuficiente, pues dependemos de la buena voluntad del empleador y no de nuestro legítimo derecho a huelga, gracias al código laboral vigente de José Piñera del año 1979, que nos lo prohíbe.

Sin embargo, todos estos cambios no serían efectivos sin la férrea cohesión de nuestros socios, donde su creciente sindicalización y su cohesión interna, ha hecho que hoy en día un 76% de los trabajadores de GAM están sindicalizados (el promedio de sindicalización en Chile en organizaciones como esta es de un 17%).

Sobre esta base, urge dar una nueva mirada sobre el futuro de GAM. Los trabajadores consideramos fundamental que para la elección de cualquier nueva autoridad, el mecanismo utilizado debe ser a través de concurso público, pero incluyendo a los trabajadores en el proceso de decisión de la selección de sus autoridades.

Creemos que la única forma de abrir el debate sobre la democracia interna de la corporación, será asegurando que cada trabajador pueda votar por la opción que mejor le parezca, o dicho de otro modo, un trabajador = un voto.

Así mismo, creemos que se debe garantizar la participación de vecinos, artistas y otros relacionados con la vida del centro cultural, frente a esto, exigimos injerencia en la decisión de nuevo Director Ejecutivo, de todos los trabajadores de la corporación, así como también, garantizar el mecanismo de participación antes descrito.

¿Por qué un espacio cultural tiene este rol?, Porque es reflejo de la sociedad, de sus expresiones, de sus miserias y alegrías y por tanto, de la realidad que les rodea.

Sumado a esto, creemos que la renuncia de la directora ejecutiva debe ir de la mano de un exhaustivo informe de su gestión, en el marco de la adhesión al estándar de la ley de transparencia, que muestre de qué forma se administró el dinero público y que este se informe se publique a la comunidad a la brevedad.

 
Izquierda Diario
Síguenos en las redes
/ Laizquierdadiariochile
@lid_chile
www.laizquierdadiario.cl / Para suscribirte por correo, hace click acá